El fin de semana del Día de la Independencia registró unos 400 tiroteos, de ellos 14 masivos, el más mortífero de 2021.

Al menos 150 personas murieron en Estados Unidos debido a la violencia con armas de fuego en más de 400 tiroteos durante el fin de semana del 4 de julio, fecha en la cual se celebra el Día de la Independencia, de acuerdo con datos recopilados por la organización Gun Violence Archive.

Según Gun Violence Archive este repunte pone a 2021 en el camino para continuar y superar las cifras de 2020, año en el cual la violencia por armas de fuego lo convirtió en el calendario más mortífero en décadas.

En todo el año hubo 336 tiroteos masivos, 20 de los cuales ocurrieron en julio, aproximadamente dos cada uno de los días de lo que va de año.

Las principales ciudades afectadas por la violencia de las armas de fuego han sido Nueva York (noreste), con 26 muertes y Chicago (norte) con 14.

Deja una respuesta