Decenas de muertos, millones sin electricidad y cientos de millones de dólares en costos. Este es el saldo del Huracán Ida en Estados Unidos.

Atrapados entre lodo, basura y ríos desbordados. Esta es la devastación que dejó a su paso el Huracán Ida. Solo en el estado de Luisiana, más de 1 millón de personas aún se encuentran sin servicios básicos de electricidad y en instancias como en esta zona, sin agua potable. Muchos de ellos quedaron en la calle.

Una familia lo perdió todo. A pesar de haber trabajado toda una vida, hoy la realidad muestra un rostro de desolación.

Según las autoridades tomará meses para regresar a la normalidad. Para algunos sin embargo, la vida nunca más será igual. En algunas partes de la ciudad de Nueva Orleans, aún traumatizada por el recuerdo de Katrina en 2005, Ida también dejó un sendero de destrucción, particularmente en zonas donde residen personas de escasos recursos.

Muchos de los residentes reciben asistencia de la Cruz Roja, la Guardia Nacional y las autoridades locales. Pero hasta el momento no existe indicio de que las cosas retornen a la normalidad. Lo alarmante de la situación es que a medida que se inician las labores de limpieza y rescate muchos residentes ni siquiera tienen refugio o alimentos para llegar al fin de semana.

Deja una respuesta