Había mencionado públicamente que solamente asistirían familia y amigos debido a la variante Delta.

El expresidente de los Estados Unidos, Barack Obama, llevó a cabo una fiesta en su mansión valorada en $12 millones que está ubicada en una isla exclusiva de Massachusetts. Esto a pesar del rápido contagio de la variante Delta de COVID-19 en los Estados Unidos.

El 4 de agosto, mismo día del cumpleaños del exmandatario, el Washington Post publicó un comunicado de él mencionando que al evento solo asistirían la familia y amigos cercanos. “Debido a la propagación de la nueva variante Delta, el (ex)presidente y la Sra. Obama han decidido reducir significativamente el evento para incluir solamente a familiares y amigos cercanos”, mencionó el comunicado de la portadora de voz de Obama, Hannah Hankins.

El evento tenía una política sobre la prohibición de tomar fotos. Sin embargo, el rapero Trap Beckham y su mánager, TJ Chapman, tomaron fotos del evento y las subieron a sus redes sociales. En ellas se podía apreciar que el evento de Obama no tenía solamente “familiares y amigos cercanos”, como el expresidente había manifestado a la opinión pública. En cambio, en las fotos y videos se puede apreciar una multitud de gente sin mascarilla dentro de una carpa, con el expresidente bailando en medio de la pista de baile.

“Tuve que borrar todo debido a las reglas. Fue épico, seguramente. Si surge cualquier video se hará viral. Él (Obama) bailó todo el tiempo. Nadie había visto a Obama así antes”, explicó Beckham sobre la obligación de borrar las publicaciones que hizo.

Los famosos cantantes Alicia Keys y John Legend también le rindieron homenaje a Obama por su cumpleaños en la fiesta. El 2 de agosto de 2021, Legend publicó un tuit diciendo que si las personas se reunían dentro de un lugar sin mascarillas “están literalmente rogando que les de COVID-19”, dijo.

En redes sociales, distintas personas reaccionaron ante lo que consideraron como una “hipocresía” de Obama.

El miembro de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, Jim Jordan, ironizó en un tuit sobre la fiesta de Obama diciendo que el COVID-19 no se propagaba en su fiesta – ni en otro evento público donde un demócrata fue captado.

El consultor principal de la Casa Blanca sobre el COVID-19, Anthony Fauci, dijo el 8 de agosto sobre una reunión de motociclistas en Sturgis, Dakota del Sur, “estoy muy preocupado que veamos un resurgimiento (de COVID-19) relacionado con ese rally. Es entendible que la gente quiera hacer lo que quiere hacer, pero cuando se lidia con una crisis de salud pública, esto tiene que reemplazar lo que quieras hacer”, declaró en televisión.

El periodista, cofundador y exmiembro del medio estadounidense “The Intercept”, dijo que es revelador cómo piensan los “liberales de elite”. “No recuerdo un episodio que ha revelado tan vívidamente cómo los elites liberales en realidad ven al mundo como los que han tenido que defender la opulenta fiesta sin mascarillas de Obama en su casa de fin de semana”, mencionó.

La demócrata y presidenta de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, Nancy Pelosi, declaró que ella no fue a la fiesta de Obama. “No fui. Tenía otras fiestas a la que ir”, dijo, luego de saberse que le removieron su invitación por la “reducción significativa” de la fiesta del expresidente.

Deja una respuesta