Esta recibió financiamiento federal desde 2013 a 2020.

El gobierno estadounidense compró aproximadamente 1.7 millones de dosis completas de las píldoras desarrolladas por la empresa farmacéutica llamada Merck, molnupiravir, a través de un contrato valorado en aproximadamente $1.2 billones. Un estudio de la Escuela de Salud Pública de Harvard determinó que las píldoras que conforman las dosis completas cuestan $17.74 producir, pero el gobierno las compró a $712 cada dosis completa.

El contrato entre Merck y los Servicios de Contabilidad y Finanzas de la Defensa, una unidad del Departamento de Defensa de los Estados Unidos, reveló que se compró 1,696,629 de dosis completas de molnupiravir a $712 cada uno. La cantidad a pagar sumó $1,207,999,848.00, o 1.2 billones de dólares estadounidenses.

El análisis de Harvard estableció que el costo de producción por el tratamiento de 5 días que molnupiravir necesita es de $712. Solamente una capsula de 200mg de la droga costaría $0.44 en fabricar.

El precio que la píldora tendrá para el público es desconocido, pues Merck todavía no ha obtenido la aprobación de emergencia por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). Sin embargo, de acuerdo con una investigación de keionline.org, dado que el gobierno financió el desarrollo de la molnupiravir desde 2013 hasta 2020 cuando la intención era ocuparla para tratar la encefalitis equina venezolana, el investigador de Knowledge Ecology International, Luis Abidaner, dijo que el gobierno debería tener cierto poder para decidir que el precio sea justo.

Al comienzo de la pandemia, la Universidad de Emory, creadora original de la droga, licenció la píldora a Ridgeback Biotherapeutics para poder hacer pruebas con humanos, pero ya no recibía financiamiento del Departamento de Defensa de los Estados Unidos. A partir de este momento, Merck compró los derechos exclusivos de molnupiravir.

El reporte de las pruebas realizadas con la píldora entre julio y septiembre reveló que las personas que se trataron con esta redujeron su posibilidad de hospitalización y muerte por un 50%. No se reportó ninguna muerte de personas que ingirieron la droga.

Deja una respuesta