John Demers, el más alto funcionario de seguridad nacional del Departamento de Justicia de los Estados Unidos renunció a su cargo luego de conocer que presidencia obtuvo de forma clandestina información de periódicos y congresistas demócratas.

La renuncia surge en medio de interrogantes sobre qué sabía Demers sobre los intentos del Departamento de Justicia de obtener datos telefónicos de congresistas demócratas y de periodistas como parte de una investigación sobre informaciones filtradas a la prensa, iniciada bajo la presidencia de Donald Trump.

La semana pasada surgieron las revelaciones de que el Departamento de Justicia exigió clandestinamente a Apple entregar datos telefónicos sobre el titular de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Adam Schiff y otro demócrata miembro de dicho panel, Eric Swalwell, en 2018, en momentos en que la comisión investigaba los nexos entre Trump y Rusia. Schiff en ese entonces era el demócrata de mayor rango de esa comisión, que era presidida por republicanos.

Deja una respuesta