Foto tomada de USA Today.

La decisión de remover a los protestantes se hizo días antes de la aparición de Trump.

El informe del Inspector General del Departamento del Interior, Mark Greenblatt, llamado “revisión de las acciones de la Policía de Parques (USPP) de los Estados Unidos en el Parque Lafayette” determinó que el expresidente Trump no ordenó retirar a protestantes del lugar para poder tomarse una foto. Lo que realmente pasó fue que un contratista privado quería levantar una valla para evitar la destrucción de propiedad llevada a cabo por los manifestantes.

“La evidencia no comprueba la teoría de que la USPP haya dispersado a los manifestantes para que el expresidente, Donald Trump, pudiera entrar al parque para ver los daños hechos y caminar hacia la Iglesia de San Juan”, menciona de manera contundente el reporte. El 1 de junio, la USPP removió a los manifestantes del Parque Lafayette. Minutos después, Trump caminó a través del parque hacia la iglesia situada dentro de él. Ahí se tomó una foto sosteniendo una Biblia.

En cambio, se encontró de que la decisión de remover a los manifestantes se dio días antes del 1 de junio cuando un contratista privado solicitó ayuda para poder levantar una valla debido a los daños materiales realizados en la protesta.

“Esta semana he sido totalmente exonerado por el Inspector General de dispersar a manifestantes en el Parque Lafayette, a pesar de reportes anteriores que decían que lo había hecho por motivos políticos”, dijo el expresidente Trump en un comunicado.

Distintos medios de comunicación informaron que fue el expresidente el que había ordenado dispersar a los manifestantes. Ahora, con las conclusiones del reporte hechas públicas, sus periodistas no aceptaron estas. “Debo decir que cuando leía el reporte sonaba como si el inspector general estaba audicionando para ser el inspector de Mar-A-Lago”, exclamó el periodista de CNN, Jim Acosta. También, The New York Times reportó sobre los hallazgos del reporte, pero no mencionó nada sobre sus reportes previos diciendo que Trump había ordenado la acción.

Deja una respuesta