jueves , febrero 2 2023

Gobierno de Petro estaría preparando gestión humanitaria para liberación de 14 presos políticos en Nicaragua

El gobierno de Gustavo Petro estaría adelantando gestiones humanitarias para lograr la liberación de 14 presos políticos bajo el régimen de Daniel Ortega en Nicaragua, una situación que apoyaría Cuba y que también sería del conocimiento del papá Francisco, según un artículo publicado en el portal Cambio por su director, el periodista colombiano Daniel Coronell.

“Este fin de semana una fuente gubernamental nicaragüense me confirmó que Colombia está adelantando una gestión humanitaria ante la dictadura de Daniel Ortega para lograr la liberación de al menos 14 presos políticos”, escribió el comunicador.

Entre los presos que podrían ser liberados están los excandidatos presidenciales Juan Sebastián Chamorro, Medardo Mairena, Miguel Mora Barberena y Félix Madariaga; los periodistas Miguel Mendoza y Juan Lorenzo Hollman; y las dirigentes sociales Dora María Téllez, Suyen Barahona, Támara Dávila y Ana Margarita Vijil.

La fuente que confirmó la información a Coronell dijo que existen unos contactos que calificó como “preliminares” y que pueden hacerse públicos durante la semana que hoy empieza.

“En esta intermediación también participa Cuba que —digo yo— debería dar muestra de su buena voluntad liberando a sus propios presos políticos que, según organizaciones de derechos humanos, son más de mil”, reseñó.

El trasfondo de esta noticia es la ausencia de Colombia en la sesión del Consejo Permanente de la OEA citado para condenar las violaciones a los derechos humanos del régimen de Nicaragua.

Según Coronel esta decisión obedece, en primer lugar, a que Colombia “está tratando de negociar con Nicaragua la aplicación de la sentencia de la Corte Internacional de Justicia, emitida en abril de este año, para que los pescadores raizales de San Andrés puedan seguir trabajando en las aguas que La Haya le entregó a Nicaragua en 2012”.

La segunda es la gestión para la liberación de los presos políticos, afirmó.

“Una semana después de la sesión de la OEA, a la que Colombia no asistió, el régimen de Ortega continuó capturando arbitrariamente a personas que han levantado sus voces contra los atropellos. Es el caso de monseñor Rolando Álvarez, obispo de Matagalpa y quizás el religioso más crítico del dictador nicaragüense”, destaca el artículo.

Añade que “el papa Francisco ha estado enterado de las labores de mediación para buscar las liberaciones, que incluyen las de los religiosos. Quizás por eso sus expresiones han sido tan prudentes que ya parecen tímidas ante las arbitrariedades del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo”, explica en referencia a la tibia respuesta del jerarca católico ante la captura del obispo Álvarez.

Tras la ausencia de Colombia en la sesión de la OEA para condenar a Nicaragua se conoció que la decisión provino del propio canciller Álvaro Leyva, y en ese contexto el Ministerio de Relaciones Exteriores publicó un comunicado en el que afirmó que el silencio de Colombia obedeció “a razones estratégicas y humanitarias y no ideológicas”.

“Solo los hechos dirán si el controvertido, y hasta vergonzoso, silencio de Colombia valió la pena”, añade Coronell.

Organizaciones defensoras de los derechos humanos confirman que el número de presos políticos en Nicaragua sobrepasa las 200 personas, quienes son mantenidos en la prisión conocida como El Chipote, en donde estarían sufriendo malos tratos y hasta tortura.

About Carlos Portillo

Director editorial

Otras noticias

México conmemoró el Día del Periodista tras una docena de periodistas asesinados en 2022

México conmemoró el Día Nacional del Periodista el 4 de enero tras cerrar 2022 con …

Deja una respuesta