La instancia adscrita a la OEA hace un recuento de la situación de los derechos humanos en el continente americano durante el año 2020. Capítulos por separado merecen Cuba, Nicaragua y Venezuela por la falta de libertades democráticas y el acoso a opositores.

El informe de 2019 de Human Rights Watch (HRW) publicado el jueves 17 de enero de 2019 hace análisis de la situación que atraviesan en materia de derechos humanos países como Nicaragua, Venezuela, México y Brasil.


La situación de derechos humanos en Venezuela y Nicaragua se agudiza por la falta de separación de poderes con la persecución y amenazas contra opositores, asegura la CIDH.

Durante el primer año de la pandemia de COVID-19 los pueblos latinoamericanos experimentaron, en diferentes escalas, retrocesos en materia de derechos y libertades fundamentales, según señala el Informe Anual 2020 de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), instancia adscrita a la Organización de los Estados Americanos (OEA).

En el documento de 1.238 páginas, la CIDH, que vigila el estricto cumplimiento de los derechos fundamentales en los 34 Estados que conforman la OEA, 25 de los cuales han ratificado la Convención Americana en materia de derechos humanos, manifiesta sus preocupaciones sobre el tratamiento de los estados a sus ciudadanos durante la crisis sanitaria y las consecuencias posteriores a ésta, aunado a las crisis políticas que ya estaban en curso en varios países de la región.

En el Informe 2020, publicado el 16 de abril, la CIDH también hace un apartado especial para analizar la situación de las libertades civiles y los derechos universales en Cuba, Nicaragua y Venezuela; donde dice que en el primero de estos países, que tiene un largo historial de restricciones y represión contra disidentes, la situación se ha agudizado el año anterior con los intentos cada vez más recurrentes de grupos organizados de la sociedad civil que demandan libertad.

Vía : Voz de América

Deja una respuesta