Foto tomada de El País.

Ya se le informó a la canciller sobre el suceso, dijo un vocero del Gobierno alemán.

Durante el 2013, la Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (NSA) espió con la ayuda del Servicio de Inteligencia de la Defensa Danesa (FE) a la canciller alemana, Angela Merkel y al presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier. También, el candidato del Partido Socialista Alemán (SPD), Peer Steinbrück, fue un objetivo de los estadounidenses.

“Políticamente hablando, yo considero que esto es un escándalo”, dijo Steinbrück. En 2017, fiscales alemanes desistieron de investigar el espionaje estadounidense a políticos alemanes revelado en 2013 por el exempleado de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y la NSA, Edward Snowden. Ellos consideraron que la evidencia presentada por Snowden no era concreta y no se podía probar en una corte.

El gobierno danés supo de la ayuda que sus servicios de inteligencia dieron a EEUU en 2015. Investigaron los sucesos y establecieron que ayudaron a la NSA desde 2012 a 2014, justo en el período que Snowden reveló el espionaje de la inteligencia estadounidense. Además, descubrieron que también espiaron a políticos suecos, noruegos, franceses y holandeses. Tras sus descubrimientos, despidieron a los directivos de la FE en 2020.

En 2015, se reveló que la Inteligencia Central Alemana (BND) espió a distintos gobiernos aliados a ellos. Uno de estos fue los Estados Unidos. Desde 1998 a 2006 mantuvieron una investigación constante de los empleados de la Casa Blanca.

Deja una respuesta