El creador de la vacuna de Moderna cree que el COVID-19 se desarrolló en el laboratorio chino.

El creador de Moderna y la vacuna contra la COVID-19 de la misma institución, Derrick Rossi, dijo estar convencido de que el coronavirus se creó en el laboratorio chino en Wuhan, pero que la pandemia fue producto de un accidente. “Es un hecho que un laboratorio en Wuhan trabajaba con él y yo estoy convencido de que salió de allí, que se les escapó. No creo que haya sido deliberado, simplemente estaban estudiándolo y hubo un accidente”, dijo Rossi al periódico español, El Comercio.

“No tenemos pruebas en ningún sentido, pero este virus es tan diferente al de los murciélagos que me parece improbable que haya sido un salto natural”, explicó el creador de Moderna. La pandemia de COVID-19 se originó en la capital de Wuhan en la provincia de Hubei. En esta ciudad se encontraba uno de los 50 laboratorios del mundo que tienen el nivel más alto de bioseguridad.

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, dijo a finales de mayo que había ordenado a la comunidad de inteligencia del país que investigaran el origen del coronavirus. “He solicitado a la Comunidad de Inteligencia redoblar sus esfuerzos para recaudar y analizar información que nos puede llevar más cerca a una conclusión definitiva, y que se reporte a mí en 90 días”, dijo en un comunicado.

El principal asesor de la Casa Blanca y el director del Instituto Nacional de las Enfermedades Alérgicas e Infecciosas, Anthony Fauci, mencionó que ya no estaba seguro de que el origen del COVID-19 fuera natural. Esto fue un cambio radical de su opinión, donde anteriormente aseguraba que el origen sí era natural.

El expresidente de los Estados Unidos, Donald Trump, fue criticado fuertemente por sugerir que el coronavirus, que tuvo su comienzo en Wuhan, se originó en el laboratorio de Wuhan.

Deja una respuesta