Estos comicios representarían un termómetro de lo que podría ocurrir en las elecciones presidenciales de 2022.

Los votantes franceses acuden este domingo a las urnas para elegir a autoridades regionales en una segunda vuelta después de una primera ronda en la que el partido gobernante del presidente Emmanuel Macron cayó y la extrema derecha de Marine Le Pen sufrió un revés.

La primera ronda del domingo pasado resultó negativa para Macron, cuyo partido La República en Marcha (LREM) no va camino de ganar ninguna de las 13 regiones continentales de Francia, pero también fue decepcionante para la líder Marine Le Pen.

La ultraderechista Agrupación Nacional de Le Pen se quedó muy lejos de la esperada victoria – ocho puntos por debajo de los resultados de las elecciones de 2015.

Los grandes ganadores de la primera vuelta fueron el partido de derecha tradicional de Los Republicanos, así como el Partido Socialista.

Estos comicios locales representarían un termómetro de lo que podría ocurrir en las elecciones presidenciales del próximo año y en las que Macron buscaría la reelección.

Deja una respuesta