Debido a las intensas lluvias que se registraron en Kerala, región norteña del país, algunas carreteras han quedado bloqueadas y los deslizamientos de tierra causaron daños en las casas.

Al menos 43 personas murieron por las fuertes lluvias que azotan desde el pasado fin de semana dos regiones del sur y norte de la India, a donde se han desplazado varios equipos de socorro para reforzar las labores de evacuación.

El número de fallecidos en el estado meridional de Kerala ascendió a 27, informó este martes a Efe una fuente del Departamento de Información regional, que agregó que las condiciones meteorológicas están mejorando tras días de intensas lluvias.

Mientras, otras 16 personas “perdieron la vida entre ayer y hoy” en el norteño estado de Uttarakhand, donde se registraron “lluvias muy fuertes en casi todos los distritos”, señaló a Efe Amurugesam, secretario del Departamento de Gestión de Desastres estatal.

Debido a las intensas lluvias que se registraron en esta región norteña del país, algunas carreteras “han quedado bloqueadas” y los deslizamientos de tierra causaron “daños en las casas”, agregó.

Por su parte, la Fuerza Nacional de Respuesta a Desastres (NDRF) se ha desplazado a las zonas más afectadas de Uttarakhand para reforzar las operaciones de evacuación y rescate.

Deja una respuesta