El uso de esteroides anabólicos aumenta la masa muscular y la fuerza, pero también pueden provocar el envejecimiento prematuro del cerebro.

Los esteroides anabólico-androgénicos son una versión sintética de la hormona sexual masculina testosterona. Se suelen utilizar para mejorar el rendimiento deportivo o para aumentar la masa muscular.

Astrid Bjornebekk, la autora principal del estudio que trabaja en el Hospital Universitario de Oslo (Noruega), y sus colegas compararon las imágenes de resonancia magnética de los cerebros de 130 levantadores de pesas masculinos con un historial de uso prolongado de los esteroides anabólicos y de 99 levantadores de pesas que nunca habían usado estas sustancias.

Tras analizar un conjunto de datos recopilados de casi 2000 varones sanos de entre 18 y 92 años, los investigadores utilizaron el aprendizaje automático para determinar la edad cerebral prevista de cada uno de los participantes del estudio.

Luego, determinaron la brecha de edad cerebral —la diferencia entre la edad cronológica de cada participante y su edad cerebral prevista—. Una edad cerebral avanzada se asocia con un deterioro del rendimiento cognitivo y un mayor riesgo de padecer enfermedades neurodegenerativas.

Deja una respuesta