Los investigadores de la NASA revelan evidencias de lagos y arroyos que muestran que el planeta rojo fue bastante parecido a la Tierra en el pasado.

Los investigadores de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de EE.UU. (NASA, por sus siglas en inglés) creen que hace millones de años el planeta Marte era más “cálido y húmedo”, bastante similar a la Tierra.

Si bien Marte es hoy “un planeta muy seco […] hay evidencias [de la existencia] de antiguos lagos y arroyos” y de que “incluso pudo haber tenido un océano norteño poco profundo”, explica la científica Becky McCauley Rench en un vídeo publicado recientemente en el canal de YouTube de la agencia espacial norteamericana. 

Sin embargo, la Tierra desarrolló capas tectónicas y, eventualmente, la propia vida, mientras que en Marte “la actividad geológica disminuyó” y se perdió el agua, lo que explica que hoy en día sean “dos planetas muy diferentes”.

Deja una respuesta