El partido de la canciller alemana, Angela Merkel, sufre una caída histórica en 2 comicios regionales, siendo sus perores datos logrados tras la II Guerra Mundial.

Alemania abrió su “súper año” electoral con votaciones regionales realizadas el domingo en los estados Baden-Württemberg (suroeste) y Renania Palatinado (sureste), donde la formación Unión Demócrata Cristiana (CDU, por sus siglas en alemán) de Merkel encajó una dura derrota, mientras que los Verdes y el Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD, por sus siglas en alemán) lograron hacerse con un buen resultado triunfal, según los sondeos a boca de urna.

A seis meses de las elecciones generales que marcarán la despedida de Merkel a la cúspide del poder germano, la CDU se hundió con un 26,5 % en Baden-Württemberg y un 23,6 % en Renania Palatinado.

Según los sondeos, el partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD, por sus siglas en alemán) también sufrió un importante batacazo en las urnas, con un 10,1 % y un 8,3 % en las respectivas regiones mencionadas en orden previamente.

El descontento generalizado en cuanto a la marcha de la economía de la primera potencia europea, agravada con la crisis de la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, el lento proceso de la vacunación y, así como, el destape de varios casos de corrupción dados en las filas del grupo parlamentario conservador, habrían sido algunos de los motivos que han provocado la caída histórica de la formación de Merkel en las elecciones regionales.

Deja una respuesta