Sobre el exgobernante Jacob Zuma pesan acusaciones de corrupción durante su mandato entre 2009 y 2018.

La Corte Constitucional de Sudáfrica condenó este martes al expresidente del país, Jacob Zuma, a 15 meses de prisión. Zuma, de 79 años, fue declarado culpable de desacato al tribunal tras desafiar una orden de testificar ante un panel judicial que investiga la corrupción en el marco de su administración de nueve años entre 2009 y 2018.

El exmandatario solo compareció una vez ante la comisión de investigación e ignoró los llamados a presentarse que le hicieron previamente, arguyendo razones médicas o que estaba preparando su defensa en otros casos.

El exjefe de Estado sudafricano enfrenta varios cargos de fraude, corrupción y crimen organizado, relacionados con la compra, en 1999 de equipamiento militar a cinco empresas europeas de armamento cuando ocupaba el cargo de la vicepresidencia. En 2018 tuvo que dimitir tras una serie de escándalos.

Deja una respuesta