El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha declarado este miércoles que no se infectó con coronavirus gracias a que se vacunó con Sputnik V. El mandatario recibió la primera dosis el 23 de marzo de este año, mientras que la segunda inyección le fue administrada el 14 de abril.

«En un caso pude haberme contagiado hablando con mis compañeros de trabajo más cercanos que, por desgracia, enfermaron. Pero esto no ocurrió gracias a la protección que garantizó nuestra vacuna Sputnik V, según han determinado los especialistas», aclaró el presidente durante la sesión plenaria del foro ‘La semana energética de Rusia’, en la que ha participado de forma virtual.

Putín mencionó además que la vacuna estaba lo suficientemente certificada para poder aplicarse a las personas, tanto adultos mayores como jóvenes, y así lo ha mencionado.

A pesar de ello, las estadísticas de Rusia siguen a la alza. Rusia registró en la última jornada 957 muertes por covid-19, lo que supone el sexto día consecutivo por encima de 900, según los datos del centro operativo de lucha contra el coronavirus publicados este martes.

Deja una respuesta