El regulador de salud del Reino Unido determinó que cualquier vacuna para el Covid19 no aumenta los abortos espontaneos.

Desde ayer, el periodo de investigación por parte de los responsables en la salud del Reino Unido, también informaron que las vacunas no provocan cambios hormonales o menstruales en la mujer.

«No hay un patrón en los informes que sugiera que cualquiera de las vacunas COVID-19 utilizadas en el Reino Unido, o cualquier reacción a estas vacunas, aumente el riesgo de aborto espontáneo o muerte fetal», dijo la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA).

La información que se conoce es de dominio público y esto permite establecer posibles vacunaciones para personas con embarazos.

Deja una respuesta