Se suspende el uso de la vacuna estadounidense Moderna para grupos de edad menor en Suecia y Dinamarca debido a los informes de posibles efectos secundarios cardíacos.

Al recibir informes de posibles efectos secundarios cardíacos, Suecia y Dinamarca anunciaron el miércoles que suspenderán el uso de la vacuna anti-COVID-19 Moderna para los jóvenes.

La Autoridad de Salud Pública sueca informó que detendrá el uso de Moderna para todos los nacidos a partir de 1991, ya que los datos apuntaban a un mayor riesgo de inflamación cardiaca como miocarditis y pericarditis para los menores de 30 años. Los efectos se ven especialmente después de la segunda dosis y en los hombres.

Por su parte, Dinamarca afirmó que suspenderá la administración de la vacuna Moderna a las personas menores de 18 años de acuerdo con un “principio de precaución”.

“En los datos preliminares existe la sospecha de un mayor riesgo de inflamación del corazón, cuando se vacuna con Moderna”, dijo la Autoridad de Salud danesa en un comunicado.

Deja una respuesta