domingo , junio 26 2022

La segunda vuelta de las elecciones colombianas: “como para alquilar balcón”

La izquierda progresista se enfrenta a un outsider demagogo que sorprendió a Colombia por su ascenso en el terreno electoral presidencial.

Escrito por Diego Hernández, jefe de prensa de VOCES.


“(Serán) elecciones de cambio. No sabemos adónde, pero sí de cambio”, afirmó la experta colombiana en comunicación política, Andrea Cristancho, sobre la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Colombia que se llevarán a cabo el 19 de junio de 2022.

La tarde-noche caía en territorio colombiano el pasado domingo 29 de mayo mientras se brindaban los resultados de las elecciones. La Registraduría Nacional del Estado Civil informaba que la fórmula conformada por Gustavo Petro y Francia Márquez de la coalición de izquierda progresista, Pacto Histórico, obtuvo el 40.34% de la votación. Fue la primera vez en la historia de Colombia que una fórmula de tendencia ideológica de izquierda obtuvo mayoría en los comicios.

Sin embargo, el “palo electoral” -la sorpresa- del día se iba revelando simultáneamente, ya que el candidato de la Liga de Gobernantes Anticorrupción, Rodolfo Hernández, logró obtener el 28.17% de los votos; la mayor cantidad después de la fórmula izquierdista.

Dado que para ganar las elecciones en primera vuelta se debe obtener la mitad de los votos más uno, el proceso electoral tuvo que pasar a una segunda vuelta.

8 541 617 (8 millones 541 mil 617) colombianos votaron por el Pacto Histórico, mientras que 5 965 335 (5 millones 965 mil 335) votaron por la Liga de Gobernantes Anticorrupción. El candidato de la derecha, Federico “Fico” Gutiérrez, obtuvo el tercer lugar con 5 069 448 (5 millones 69 mil 448).

“Aunque sí tenía una carrera política previa en Bucaramanga, pues no se esperaba que pudiera alcanzar un lugar tan significativo en las elecciones presidenciales”, dijo Cristancho, al referirse al candidato que dio la sorpresa en segundo lugar.

Hernández fue alcalde de Bucaramanga desde 2016 a 2019 cuando renunció después de que se abrió una investigación en su contra por hacer proselitismo político siendo alcalde.

Cuando el escrutinio finalizó, en la página de Facebook de Hernández se realizó una transmisión en vivo con un mensaje de agradecimiento del candidato. “Hoy perdió el país de la politiquería y la corrupción. Hoy ganó la ciudadanía. Hoy ganó Colombia”, dijo Hernández en un discurso que pronunció en la cocina de su casa.

Para Cristancho, esta forma sencilla y directa de hablar es parte de la estrategia de comunicación que el exalcalde ha utilizado. El hecho de hacer una transmisión desde su casa también es parte de ella.
Analizando el perfil de Facebook de Petro, hubo un contraste marcado en los videos de agradecimiento de los candidatos. Mientras que el de Hernández tenía poca producción y fue grabado en su casa, la campaña de Petro subió un video producido profesionalmente de los mítines políticos del Pacto Histórico.

“(Hernández) ha sido catalogado en algunos ámbitos como el Trump de Bucaramanga por tratar de trabajar su campaña electoral a través de Tik Tok, Instagram, y en menor medida Facebook y Twitter (…) y tener declaraciones muy polémicas, como xenófobas, misóginas”, amplió Mónica Valdés, periodista colombiana y vicepresidenta de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias, capítulo América Latina (AMARCALC).

En una entrevista de radio, se le preguntó a Hernández si creía en la mujer en puestos de dirección política. Su respuesta fue que no. “La mujer metida en el gobierno a la gente no le gusta porque ven que es invasiva”, dijo el candidato. En otra instancia, expresó que las mujeres venezolanas refugiadas que llegaban a Colombia eran una “fábrica de hacer chinitos pobres”.

En un análisis de cómo Hernández pudo haber obtenido tantos votos, la experta en comunicación política sugirió la división de la derecha, el aprovechamiento del desgaste político de los 20 años de gobiernos uribistas y el discurso demagogo y sencillo del candidato como parte de las respuestas.

“La derecha sí fue dividida en la primera vuelta, y más bien lo que pasó con la mala gestión del presidente Iván Duque es que la derecha se dividió. Antes todo el grupo que seguía al uribismo se unía. Ahora se fueron dispersos”, explicó Cristancho. Para ella, si bien Hernández expresa que no tiene ninguna ideología, sí es un candidato de tendencia ideológica de derecha.

En una encuesta de Invamer, difundida en febrero de 2022, se reveló que Duque era reprobado por el 73% de la población. Esto se debía a la falta de empleo ocasionada por la crisis del COVID-19, la corrupción y la inseguridad, estableció el estudio de opinión.

En esa ocasión, el outsider exalcalde de Bucaramanga obtuvo el 16% de opinión favorable junto con un 16% desfavorable.

No obstante, Valdés recalcó que algunos sectores colombianos no consideran que Hernández sea un outsider. “Para algunos la figura de Hernández no es precisamente la de un outsider, sino, como se dice en Colombia, un gallo tapado del uribismo, como un plan C (para la derecha)”, mencionó.

Inmediatamente finalizó el conteo de votos, el candidato de derecha Fico Gutiérrez declaró que respaldaría a Hernández para la segunda vuelta electoral en la que enfrentará a Petro y Márquez.
“Gustavo Petro, por todo lo que ha dicho, no le conviene a Colombia. Sería un peligro para la democracia, para las libertades, para la economía, para las familias y para nuestros hijos, y por eso Rodrigo y yo votaremos por Rodolfo y Marelen el próximo 19 de junio”, dijo Gutiérrez.

Para Valdés, esto no significa que todos los votos de Gutiérrez pasarán a Hernández, pero atizó que es “poco probable” que los votos del candidato de la derecha tradicional se endosen a Petro y Márquez.

Sobre los votos indecisos, la periodista resaltó la figura de Francia Márquez como una posible clave para convencerlos de que voten Pacto Histórico, pues Márquez ha representado el sector afrocolombiano, las mujeres, las personas de los territorios afectados por la minería metálica y es reconocida por su lucha en defensa del medioambiente. En 2018 ganó el Premio Medioambiental Goldman, considerado el Nobel de medioambiente, por su lucha contra la minería.

“Ahora en este proceso de la segunda vuelta ha sido fundamental para ganar nuevas adhesiones, en particular de los sectores centro y también de regiones donde hay una fuerte abstención y que podría ser definitiva a la hora de sumar más votos, especialmente abstencionistas”, explicó Valdés.

El artículo 190 de la Constitución de Colombia establece que para la segunda vuelta ganará la fórmula presidencial que obtenga la mayor cantidad de votos.

Una encuesta realizada después de la primera vuelta por el Centro Nacional de Consultoría reveló que Rodolfo Hernández actualmente lidera la intención de voto con el 41%. Petro y Márquez se colocan de segundos con el 39%. Así, la segunda vuelta estará “como para alquilar balcón”, como dicen en Colombia. Es decir, un suceso tan importante como para perdérselo.

About Diego Hernández

Jefe de prensa.

Otras noticias

Gustavo Petro y Francia Márquez ganan las elecciones en Colombia

Su propuesta de izquierda logra imponerse a una tradición de derecha en el país suramericano …

Deja una respuesta