sábado , enero 28 2023

Mujeres y nuevas generaciones apuestan por el cultivo libre de agrotóxicos


Mujeres y nuevas generaciones de Ahuachapán, con apoyo y asesoramiento de la Unidad Ecológica Salvadoreña (UNES), han emprendido el camino de la agricultura orgánica, libre de agrotóxicos. Esta es una apuesta tanto económica, social y ambiental.

En San Francisco Menéndez, Ahuachapán, la Mesa por la Sustentabilidad del Agua y el Medio Ambiente de Ahuachapán (MESAMA) celebró la “feria cultural alimentaria”, en donde mujeres agricultoras ofrecieron sus productos cultivados en sus propios huertos con prácticas agroecológicas, como rábanos, tomates, jalapeños, chile dulce, yuca, entre otros.

«Lo que imparte la agroecología es que parte de los saberes ancestrales que antes se producían los puedan estar replicando ahora con sus mismas familias y puedan producir sanamente», dijo Katya Aguilar, coordinadora de proyectos y ambientalista de Unes.

Aguilar explicó que entre las prácticas que se generan en esta vía alternativa de agricultura se encuentran la producción de repelentes propios y abonos orgánicos, entre otras, y, a su vez, estas benefician a la economía familiar y al empoderamiento económico.

Por su parte, Daysi Cruz de la comunidad El Quebracho en Ahuachapán, quien es productora de cilantro, rábano, tomate, jalapeño, entre otras cosas, aseguró que el optar por las practicas agroecológicas es una apuesta que beneficia a la salud de su familia y también económica.

“Al cosechar con prácticas agroecológicas estamos cuidando de nuestra salud y la de los demás», dijo.

Las mujeres y jóvenes que le apuestan a esta vía de agricultura son beneficiadas en dos aspectos: en la economía, les ayuda al ahorro e ingreso económico, ya que sus productos los consumen su propia familia, pero además los venden entre sus mismas comunidades.

Por otra parte, al evitar el uso de agrotóxicos en los productos agrícolas tienen acceso a una alimentación sana y se libran de enfermedades como insuficiencia renal y otras, ya que, según estudios de Unes, El Salvador posee la tasa más alta de enfermedades renales en la región centroamericana.

En este sentido, la organización Unes exigió al Estado salvadoreño que implemente políticas para impulsar estas prácticas agroecológicas, en las que se puedan rescatar saberes ancestrales.

About David Ramírez

Periodista de VOCES

Otras noticias

“Basta ya”: pueblos indígenas se unen para alzar su voz y romper 91 años de silencio

Por David Ramírez Azul con líneas blancas y rojas, blanco con líneas verdes y naranjas, …

Deja una respuesta