viernes , julio 12 2024
Fotografía por Alejandra Alvarado

“No nos aflige envejecer, nos afligen las políticas y servicios que nos excluyen”, Relatos de una población olvidada: situación de las mujeres adultas mayores en El Salvador

En El Salvador, un país donde el 58 % de la población adulta mayor está representada por mujeres mayores de 60 años, surge la necesidad de dar voz a las experiencias y desafíos que atraviesan constantemente. A ellas no les preocupa envejecer, lo que les preocupa son las actitudes, las políticas y los servicios que las excluyen y las minimizan por el simple hecho de ser Mujeres Adultas Mayores (MAM).
La falta de informes y datos específicos sobre las condiciones de vida de las MAM en El Salvador dificulta comprender y abordar sus necesidades y dificultades para llevar una vida digna, en especial factores como el acceso a la salud y al transporte.

En el sector salud, según la Asociación de Geriatría de El Salvador, en 2023 se contabilizaron 18 médicos acreditados en la atención al adulto mayor, de estos, 17 se encuentran activos. La última estadística del Banco Central de Reserva (BCR) en 2022, eran 898,183 hombres y mujeres mayores de 60 años. Estos datos equivaldrían a que cada médico debería atender aproximadamente a 52,275 pacientes. Además, de tomar en cuenta otros factores, como la carga de trabajo, la disponibilidad de tiempo y la complejidad de los casos, también pueden influir en la capacidad de atención de cada médico.

En el caso de las MAM, el 53,5 % padece enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión o insuficiencia renal. Un tercio de ellas, además, enfrenta alguna discapacidad.

La falta de protocolos sanitarios y profesionales especializados impide el fácil acceso para recibir una atención integral en el sistema de salud público. “Hasta ahorita, tengo casi un año de ir a recoger un examen y no me lo han dado. He ido tres veces a esperar al médico a ver si puede atenderme”, narra M.I.M, mujer de 67 años que participó dando su testimonio en un estudio exploratorio sobre la situación de las mujeres adultas mayores en El Salvador.

Las MAM residentes en las zonas rurales sienten aminorado su derecho a recibir atención sanitaria, también, por el efecto combinado de sus dificultades de movilidad y de transporte y la excesiva distancia existente a los centros de asistencia de salud. Las MAM manifiestan ser víctimas de tratos inapropiados y poco respetuosos. Motoristas no esperan a que suban o bajen antes de acelerar, y los demás viajeros raramente ceden asientos o ayudan a mantener el equilibrio.

Para la Coalición Nacional para la Dignidad de las Personas Mayores, es preciso reconocer a las mujeres adultas mayores como un grupo poblacional con características, necesidades y derechos propios. El llamado que realizan las organizaciones de defensa por los derechos del adulto mayor es a garantizar que estos derechos no envejezcan con la edad e implementar instituciones, programas y medidas que aseguren a todas las mujeres de El Salvador un envejecimiento saludable, con oportunidades y recursos para llevar una vida digna.

Todos estos datos fueron extraídos del estudio: “Relatos de una población olvidada: situación de las mujeres adultas mayores en El Salvador” donde se plasman los relatos de mujeres de entre 60 y 90 años de las zonas urbana y rural.

About Alejandra Alvarado

Otras noticias

Educación climática, organización comunitaria y resiliencia: la propuesta de ambientalistas frente a los efectos de cambio climático

La Unidad Ecológica Salvadoreña (UNES) y la Mesa por la Sostenibilidad del Agua y el …

Deja una respuesta