miércoles , diciembre 7 2022

Rosas contra la impunidad: No cesaremos en la lucha para conocer toda la verdad y se haga justicia

Desde el sitio en Chalatenango donde fueron asesinados cuatro periodistas holandeses en 1982, Oscar Pérez -miembro de la Mesa contra la Impunidad en El Salvador (MECIES)- elevó su mensaje de cesa a la impunidad, la cual impera tras el paso de las décadas por las graves violaciones a los derechos humanos cometidos en la guerra.


Cuatro rosas blancas fueron depositadas en el sitio agreste donde los periodistas holandeses Koos Koster, Jan Kuiper, Joop Willemsen y Hans ter Laag fueron emboscados y asesinados por militares salvadoreños la tarde del 17 de marzo de 1982.

Fue una operación militar diseñada para que nadie se salvara, era imposible que no los asesinaran, dijo una fuente que residen en las cercanías del lugar.

El caso de los periodistas holandeses es uno de los cientos de crímes de lesa humanidad ocurridos en el contexto de la guerra que siguen en la impunidad, aunque recientemente “un rayo de luz” se ha dejado ver cuando una jueza salvadoreña decretó la captura provisional de altos mandos militares señalados de su participación en la matanza.

Oscar Pérez es el presidente-director de Fundación Comunicándonos, una organización de la sociedad civil que junto a la Asociación Salvadoreña por los Derechos Humanos (ASDEHU), trabaja en la causa de verdad y justicia por este crimen, en representación de las familias de las víctimas y con el acompañamiento de la Embajada del Reino de los Países Bajos para Centroamérica.

Oscar Pérez, presidente-director de Fundación Comunicándonos, visitó el sitio de la emboscada, en Santa Rita, Chalatenango. Allí el Batallón Atonal asesinó a los 4 periodistas holandeses el 17 de marzo de 1982.

Los capturados por el crimen, desde el pasado 14 de octubre, son el exdirector de la Policía de Hacienda, coronel Francisco Antonio Morán, y el exministro de Defensa, general José Guillermo García. Además, pesa una difusión roja de INTERPOL sobre el coronel Mario Adalberto Reyes Mena, excomandante de la 4ª Brigada de Infantería, y quien se presume dio la orden al Batallón Atonal de perpetrar el crimen.

“Estamos aquí recogiendo el legado, recordando a esos periodistas que fueron asesinados por el cumplimiento de su misión”, expresó Oscar Pérez antes de depositar la ofrenda floral en memoria de los comunicadores.

El crimen ocurrió en una zona rural del municipio de Santa Rita, Chalatenango, alrededor de las  y treinta de la tarde del 17 de marzo de 1982. La patrulla del Batallón Atonal estaba integrada por 25 militares y se apostó en formación de L en montañas de mediana altura desde donde abrieron fuego contra los holandeses y un pequeño grupo de miembros del FMLN que les conducían a una zona en la que retratarían la dura condición de vida de la población civil en las zonas de guerra.

“Ellos querían demostrar que la población civil no tenía que ser objetivo militar”, dijo la fuente, al recordar el sufrimiento de la población civil tras los constantes operativos militares que provocaron masacres, desapariciones forzadas de niñas y niños y desplazamientos forzados.  

Oscar Pérez explicó que organizaciones sociales y comités de víctimas han lanzado recientemente la campaña Rosas contra la Impunidad, que integra mensajes en redes sociales y acciones de incidencia para posicionar en la sociedad salvadoreña una narrativa a favor de las víctimas Esto con el objetivo de vencer esa imposición narrativa que se ha mantenido en los sucesivos gobiernos, quienes han protegido a los perpetradores de los crímenes durante la guerra.

“¿Qué honor tiene para un militar asesinar periodistas?, periodistas que estaban cumpliendo con su misión de informarle al pueblo holandés sobre las graves violaciones a los derechos humanos en El Salvador”, expresó Oscar Pérez en su mensaje previo a depositar la ofrenda de rosas.

Remarcó que las organizaciones y los comités de víctimas “no vamos a cesar en nuestra lucha por exigir toda la verdad y justica para los crímenes de lesa humanidad cometidos en El Salvador”.

About Carlos Portillo

Director editorial

Otras noticias

Cuestionan el debilitamiento y retroceso del Estado salvadoreño en materia de democracia

En el marco del Día Internacional contra la Corrupción, organizaciones sociales manifestaron preocupación ante el …

Deja una respuesta