domingo , agosto 14 2022

41 años de impunidad en el caso de Monseñor Romero

Este día 24 de marzo se conmemora 41 años del magnicidio de Monseñor Oscar Arnulfo Romero.

Hace 41 años fue asesinado San Romero de América, durante la celebración de una eucaristía en la capilla del hospital Divina Providencia en San Salvador el 24 de marzo de 1980, cuando tenía 62 años.

Su caso fue llevado a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en 1993, que el 13 de diciembre del año 2000, emitió una resolución en la cual estableció que el Estado de El Salvador era responsable por la ejecución de Monseñor Romero y por no haber investigado de manera seria y efectiva los hechos, ni haber llevado a los responsables ante la justicia.

Por su parte el pasado lunes, Tutela Legal Dra. María Julia Hernández, la Concertación Monseñor Romero y otras organizaciones de Derechos Humanos, denunciaron que a 41 años del magnicidio de Mons. Oscar Alnulfo Romero no han tenido avances sustanciales en investigar a los actores intelectuales y materiales del crimen.

Los representantes de Tutela Legal mencionaron que entre los principales obstáculos en el avance de la justicia se mantiene la pasividad de la Fiscalía General de la República en el procedimiento de los demás involucrar y la negatividad del Estado a brindar información de archivos sobre el conflicto armado.

Según indicó Tutela Legal, se instalara una nueva audiencia la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en la que se requerirá la participación del Estado salvadoreño por la investigación del asesinato de Monseñor Óscar Arnulfo Romero el 24 de marzo de 1980.

Según el abogado de dicha asociación, Alejandro Gómez, esta audiencia se realizará entre abril y mayo próximo, luego que se llevara a cabo una el mes de septiembre el año 2020.

About VOCES Diario digital

Otras noticias

UCA advierte sobre daño a personas inocentes en régimen de excepción

Un estudio académico, el más completo divulgado hasta ahora, proporciona información de distintas fuentes de …

Deja una respuesta