martes , mayo 28 2024

“41 años de impunidad”: La deuda estatal de verdad y justicia en el caso de los 4 periodistas holandeses continúa


El reloj de la impunidad llega este día a los 41 años sobre el caso de los 4 periodistas holandeses, o como son conocidos también, los cuatro tulipanes. Son más de cuatro décadas en las que sus familias continúan esperando verdad y justicia, una deuda histórica que el Estado salvadoreño continúa dilatando.


“Que el Estado salvadoreño no atrase más la deuda de verdad y justicia que mantienen en este caso, sobre todo con los familiares de los periodistas asesinados”, exigió en un comunicado la Fundación Comunicándonos, junto con la Asociación Salvadoreña por los Derechos Humanos (ASDEHU).
“Ya pasaron 41 años”, reiteraron.


Koos Koster, Jan Kuiper, Joop Willemsen y Hans ter Laag, los cuatro periodistas holandeses que viajaron desde una tierra extranjera hacia una tierra poco conocida, El Salvador, pero que atravesaba durante la década de los ochenta una de las etapas de mayor represión y violación a derechos humanos a consecuencia del conflicto armado.


Su guía era su compromiso con la verdad, sus campos de trabajo eran las denuncias de violaciones a derechos humanos, su empatía era para los reprimidos por la desigualdad e injusticia, y su visión la compartían con icónicos defensores de derechos humanos, tal como la voz de los sin voz, Monseñor Oscar Arnulfo Romero.


Ellos fueron cuatro periodistas profesionales, valientes, con coraje y comprometidos con la verdad.


Pese a los más recientes e “importantes” avances en el caso, enmarcados por la detención provisional de los implicados en el crimen de lesa humanidad: el general José Guillermo García, exministro de Defensa y el coronel Francisco Antonio Morán, exdirector de la Policía de Hacienda, en octubre de 2022, “todavía falta mucho camino por recorrer para terminar con la impunidad en el caso”, aseveraron las organizaciones.


Además, otro de los hitos dentro del proceso judicial fue la orden de detención para el supuesto autor intelectual en el crimen: el coronel Mario Adalberto Reyes Mena, excomandante de la Cuarta Brigada de Infantería de Chalatenango, quien actualmente vive en Estados Unidos.


“La difusión roja para su captura ya se emitió, pero está pendiente que se lleve a cabo su proceso de extradición”, aseguraron.


Fundación Comunicándonos y ASDEHU, apoyados por la Embajada del Reino de los Países Bajos en Costa Rica para Centroamérica, llamaron a las autoridades salvadoreñas a tener valentía y cumplir con su papel de garantizar la verdad y justicia en este caso.


Asimismo, urgieron la aceleración en los procesos de extradición del coronel Mario Reyes Mena y el acceso a los documentos y pruebas dentro de los archivos militares que se han negado sistemáticamente por décadas.

About David Ramírez

Periodista de VOCES

Otras noticias

Urgen a El Salvador  que cese de criminalizar a ciudadanos y defensores de derechos humanos

Que cese la instrumentalización del sistema de justicia, fue el llamado del Equipo Regional de …

Deja una respuesta