Foto tomada por Vladimir Zaldaña.

El pronunciamiento va acorde al unísono de condenas nacionales e internacionales por el actuar de los diputados

El organismo colegial de los obispos salvadoreños, la Conferencia Episcopal de El Salvador, difundió en un comunicado su postura oficial sobre la destitución de los magistrados de la Sala de lo Constitucional y el Fiscal General el 1 de mayo. Desaprueban las destituciones sin seguir el debido proceso de los funcionarios y la forma de elegir a los nuevos empleados públicos.

“Hacemos un vehemente llamado a que se actúe siempre en un genuino cumplimiento del orden legal”, rezó el comunicado. Para ellos, aunque la Asamblea Legislativa tuviera la facultad constitucional de remover a los magistrados y al fiscal general, la forma en la que se realizó no fue apegado a la ley.

También, mencionan que cualquier accionar de parte de los gobernantes debe realizarse sin ningún otro motivo que cumplir el orden legal. “Exhortamos a los principales actores del escenario político de El Salvador, a la cordura, virtud necesaria en esta coyuntura que atraviesa el país”, dijeron.

La desaprobación de parte de los obispos salvadoreños va acorde con las distintas condenas de parte de sectores de la sociedad civil y de organismos internacionales. La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, resaltó en un comunicado el peligro de no tener una separación de poderes del Estado, “debilitar el control que uno ejerce sobre el otro provoca la erosión de los pilares del estado de derecho y, por ende, del sistema democrático de un país”, estableció.

Deja una respuesta