jueves , junio 13 2024
Foto por el Foro del Agua

Habitantes del cantón Barranca Honda, San Juan Opico, temen por la explotación de un nuevo pozo con presuntos fines agroindustriales


Miembros del Foro del Agua y habitantes del cantón Barranca Honda, San Juan Opico, departamento de La Libertad, presentaron a la Autoridad Salvadoreña del Agua (ASA) un estudio de la Autoridad Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA) que confirma que alrededor de 300 familias de la zona serán afectadas debido a la explotación de un nuevo pozo con supuestos fines agroindustriales a nombre de Carlos Arias.


“Con base al estudio del pozo perforado en el cantón Barranca Honda y la proximidad con el nuevo pozo perforado del Sr. Carlos Arias, existe probabilidad que se genere afectación directa al pozo perforado que abastece dicho lugar”, aseveró ANDA en el estudio que presentaron a la ASA este viernes 25 de agosto.


El pozo a nombre de Arias, con el que se pretende el riego de cultivos de papayas, fue perforado a 13 metros del pozo comunitario del cual se abastecen los habitantes de dicho cantón. Arias cuenta únicamente con permisos de exploración de agua subterránea. Sin embargo, ha iniciado a extraer el bien hídrico, según los habitantes.

Arias solicitó a la ASA los permisos de uso y aprovechamiento de aguas subterráneas en el pozo hasta el pasado 19 de mayo.


El Foro y los habitantes exigieron a la ASA que rechace inmediatamente el permiso de explotación a favor de Carlos Arias, porque “este pozo pone en peligro el abastecimiento de agua y, de acuerdo con la Ley General de Recursos Hídricos, el agua de la gente debe ser prioridad frente a cualquier uso que pretenda hacer negocio con el agua. La gente y el agua de la gente es la que está en primer lugar”. “Agua para las 300 familias y no para Carlos”, reiteraron.

El terreno en el que se encuentran ambos pozos fue donado por palabra a la comunidad. Posteriormente, falleció el propietario y el terreno fue puesto en venta. Arias compró la propiedad y solicitó al cantón $15,000 dólares por el área donde se encuentra el pozo comunitario o que hicieran uso de este durante dos horas, cada dos noches para así él pudiera explotar su propio pozo. No se llegó a un acuerdo, según detalló ANDA en el estudio.

Con edición de Morena Villalobos.

About David Ramírez

Periodista de VOCES

Otras noticias

“Es una legalización del robo y del despojo del agua”: más del 80% de juntas de agua comunitarias sin registrarse ante la ASA

A casi dos años de la entrada en vigencia de la Ley General de Recursos …

Deja una respuesta