viernes , marzo 1 2024

Agregado militar estadounidense en El Salvador acusa a la Fuerza Armada de planificar y ejecutar el asesinato de 4 periodistas holandeses en 1982


El agregado militar norteamericano en la Embajada de los Estados Unidos en El Salvador durante 1981 a 1984, el Cnel. John McKay, testificó hoy en el Centro Judicial de Chalatenango ante la jueza del caso de los 4 periodistas holandeses emboscados y asesinados en 1982 en Santa Rita, del mismo departamento del norte del país.

«El testigo ha mencionado lo que él encontró en el lugar, cómo fue la escena del crimen, qué tipo de vainillas de los disparos se encontraron, cómo eran las heridas en los periodistas, y, según su experiencia militar y los contactos y las formas de trabajo que tenía aquí, él manifestó con bastante claridad que un crimen de este tipo solo pudo haber sido ordenado desde la más alta esfera de mando de la Fuerza Armada, entiéndase ministro de Defensa y el jefe del Estado Mayor Conjunto de la Fuerza Armada en coordinación con otras autoridades. Mencionó que tuvieron que haber realizado trabajo de seguimiento, de inteligencia, etc.», afirmó el director de la Asociación Salvadoreña por los Derechos Humanos (ASDEHU), abogado litigante del caso y quien estuvo en el salón donde se brindó el testimonio, Pedro Cruz.

El abogado litigante resaltó que lo más importante del testimonio fue la acusación de que la Fuerza Armada de El Salvador, desde sus esferas más altas, planificó la emboscada y asesinato de Koos Koster, Jan Kuiper, Joop Willemsen y Hans ter Laag, 4 periodistas holandeses que se encontraban cubriendo el conflicto armado salvadoreño.

«Esta es una diligencia judicial muy importante en nuestra exigencia de verdad y justicia. Cada vez se comprueba más que el asesinato de los cuatro periodistas holandeses fue una emboscada planificada al más alto nivel de la Fuerza Armada de El Salvador», mencionó el presidente-director de la Fundación Comunicándonos, Oscar Pérez.

El caso de los 4 periodistas holandeses fue judicializado en 2018 cuando ASDEHU y la Fundación Comunicándonos, en representación de los familiares de los periodistas y con el acompañamiento de la Embajada de los Países Bajos para Centroamérica, presentaron la acusación penal en contra de exmilitares presuntamente involucrados en el crimen de lesa humanidad.

Por ello, en octubre del año pasado, la jueza del caso ordenó que se detuvieran a dos de los acusados: el exministro de Defensa, Gral. José Guillermo García y el exdirector de la Policía de Hacienda, Cnel. Francisco Antonio Morán. Ambos se encuentran bajo resguardo policial en un hospital privado, alegando no poder estar en una cárcel por motivos de salud.

Otro de los acusados, el Cnel. Mario Adalberto Reyes Mena, se encuentra viviendo en Estados Unidos. Sin embargo, las diligencias legales se encuentran en trámite para buscar la extradición del exmilitar. Reyes Mena es acusado de haber planificado el crimen.

También, la Organización Internacional de Policía Criminal (INTERPOL) colocó a Reyes Mena en su lista de difusión roja de captura por su presunta participación en el caso.

Los últimos dos acusados, el Gral. Rafael Flores Lima y el Sgto. Mario Canizales, ya se encuentran fallecidos. Flores Lima es acusado de haber participado en la organización del crimen, mientras que Canizales dirigió la patrulla del Batallón Atonal que ejecutó la emboscada y asesinato.

«El testimonio da muchos datos interesantes y esperemos que con esto ya el juzgado se encuentre en condiciones de elevar el caso a plenario, que es el trámite que sigue según la legislación que se está ocupando para esclarecer este hecho», dijo Cruz.

About Diego Hernández

Director editorial

Otras noticias

600 familias del cantón El Matazano en Santa Tecla temen por vulneraciones al derecho humano al agua y desalojos

Son 600 familias que residen en el cantón El Matazano, Santa Tecla, en La Libertad, …

Deja una respuesta