martes , agosto 9 2022

COMADRES denuncia que sus archivos históricos “están tirados como promontorio de basura”

Foto tomada de la Revista GatoEncerrado

Acusan a FENASTRAS de ser los culpables del estado de sus archivos.

El Comité de Madres y Parientes de Prisioneros y Desaparecidos Monseñor Romero (COMADRES) denunció esta mañana que sus archivos históricos, alojados en un local compartido con la Federación Nacional Sindical de Trabajadores Salvadoreños (FENASTRAS), se encuentran en un estado concordante con un “promontorio de basura”. También, mencionan que FENASTRAS les ha dicho que desalojen la vivienda donde se encontraban los archivos.

“Este local es de COMADRES no de FENASTRAS. Lamentablemente, en la época de guerra, la escritura salió a nombre de ellos porque nos pidieron que un organismo hermano nos prestara la representación legal. Ahora dicen que es de ellos y que van a remodelar la casa para venderla”, explicó la integrante de COMADRES, Blanca García Panameño.

Panameño dijo que desde 2013 COMADRES no ha podido ingresar al local. Es hasta ahora que pudieron ingresar luego de dialogar con miembros de FENASTRAS que trataban de impedir que ellas entraran al lugar. Uno de los miembros de esta asociación dijo que los archivos fueron resguardados de la lluvia, y que hoy tenían previsto hacer limpieza del local.

Sin embargo, los archivos históricos se encuentran apilados por montones. La abogada acompañante de COMADRES, Jayme Magaña, dijo que los archivos no se encontraban en ese estado. “Todos estos archivos estaban indexados y sistemastizados. Ahora se encuentran en cajas y bolsas”, dijo.

COMADRES se fundó en 1977 con la ayuda de Óscar Arnulfo Romero, San Romero de América, con el objetivo de investigar las desapariciones en el contexto del conflicto armado salvadoreño.

About Diego Hernández

Jefe de prensa.

Otras noticias

El periodismo atraviesa una de las más profundas crisis de su historia, pero también es una oportunidad para repensarlo: Andrea Cristancho

Originaria de la tierra de Gabriel García Márquez, un gigante de las letras y el …

Deja una respuesta