lunes , junio 27 2022

El Salvador necesita una ley que ponga en el centro a las víctimas, no a los victimarios

La Comisión de Trabajo en Derechos Humanos Pro Memoria Histórica de El Salvador recordó la impunidad en casos emblemáticos ocurridos en el mes de marzo y en el marco de la guerra civil: el magnicidio de Monseñor Romero, el del padre Rutilio Grande y sus colaboradores, la emboscada y masacre de 4 periodistas holandeses y el asesinato de la defensora de derechos humanos Marianella García Villas.


Al cumplirse la semana pasada 40 años de impunidad en el crimen de 4 periodistas holandeses en El Salvador, el presidente de la Fundación Comunicándonos, Oscar Pérez, enfatizó que para vencer la impunidad que ha imperado en este y otros casos emblemáticos de la guerra se necesita de una Ley de Justicia Transicional que ponga en el centro a las víctimas y no a los victimarios.

Afirmó que los mismos que organizaron la masacre de El Mozote y otros crímenes de guerra son los mismos que organizaron la masacre de los periodistas holandeses, al referirse al aparato organizado de poder que en la guerra planificó y ordenó estos terribles sucesos que marcaron la historia de El Salvador.

Estas declaraciones fueron parte de un foro que organizaciones sociales que trabajan por los derechos humanos y la memoria histórica realizaron en la Universidad de El Salvador.

Sobre el caso de los periodistas holandeses, Oscar Pérez pidió a la Corte Suprema de Justicia, la Fiscalía General de la República y a la Policía Nacional Civil que den todo el apoyo a la jueza María Mercedes Arguello de la Cruz, titular del Juzgado de Primera Instancia de Dulce Nombre de María, quien lleva adelante la causa penal por el asesinato hace 40 años de los periodistas Koos Koster, Jan Kuiper, Hans ter Laag y Joop Willemsen.

También pidió que se abran los archivos militares, al destacar que no se está pidiendo nada que comprometa la seguridad nacional, sino información que compruebe los hechos, como la bitácora de los helicópteros que viajaron a la 4ª  Brigada de Infantería en las fechas del crimen, lo que permitiría identificar a los mandos militares que participaron o conocieron de la decisión de matar a los reporteros holandeses.

“No registramos acciones contundentes por parte del Estado salvadoreño que contribuyan a buscar la verdad y la justicia. Solamente promesas y discursos”, expresó el presidente de la Fundación Comunicándonos, una de las dos organizaciones salvadoreñas que representan a los familiares de los periodistas en el caso.

El foro fue organizado por la Comisión de Trabajo en Derechos Humanos Pro Memoria Histórica de El Salvador con la participación de Oscar Leonel Claros, presidente de la Asociación Promotora de Derechos Humanos de El Mozote, el sacerdote Vicente Chopín y Camelia Cartagena, amiga de juventud de Marianella García Villas.

Camelia Cartagena, Vicente Chopín, Leonel Claros y Oscar Pérez durante el foro realizado en la Universidad de El Salvador.

En el mes de marzo se conmemoran distintos hechos sangrientos en la historia de El Salvador, como el magnicidio del arzobispo Óscar Arnulfo Romero, ahora santo de la Iglesia católica (24 de marzo de 1980), el asesinato del sacerdote Rutilio Grande, declarado beato por el Vaticano (12 de marzo de 1977) y la Fundadora de la Comisión de Derechos Humanos de El Salvador (13 de marzo de 1983).

About Carlos Portillo

Director editorial

Otras noticias

Decretan prisión provisional a Peter Wachowski, acusado del feminicidio de Yanci Urbina

La Fiscalía General de la República informó que el Juzgado de Paz de Antiguo Cuscatlán …

Deja una respuesta