domingo , junio 26 2022

Familiares y amigos de artistas capturados piden su liberación

Integrantes de la banda musical «Rusamba» y familiares de Juan Alberto Erazo Orellana y José Isaías Orellana Sevillano, dos hermanos artistas musicales, se manifestaron en el Monumento al Divino Salvador del Mundo para pedir su libertad tras 11 días desde que fueron capturados debido a una denuncia anónima.

«Dejo la suerte de mi compañero de vida, Juan Alberto Erazo Orellana y de (su hermano) José Isaías Sevillano, a su capacidad de discernir, que es un caso de inocentes llevados a prisión injustamente… solo pido que se aplique justicia, sentenciando su libertad», afirmó Ana Gabriela Arita durante la concentración.

Ana Arita luego de leer la carta

Mientras los miembros de la batucada tocaban sus tambores e instrumentos, familiares de Juan y José lucían una camisa con fotos de ellos en uno de los toques musicales, junto con las palabras «Justicia para Juan e Isaías» impresas en la tela.

Miembros de la batucada con Ana Arita en medio.

«Lo que pido es justicia para mis dos hijos, porque esta es una muerte lenta al pensar que ellos dos están injustamente ahí… ellos jamás han andado en nada. Por eso estamos alzando la voz aquí humildemente», expresó la madre de los hermanos, Mayra Orellana.

De acuerdo con la familia, los hermanos fueron capturados el 5 de junio aproximadamente a las 7:30 p.m. Dos agentes de la PNC llegaron a su casa para informarles que tenían que capturarlos. Según el padre de Ana Arita y suegro de José Orellana, Ramón Arita, la captura tuvo su origen en una denuncia anónima hecha al número de teléfono 132; número puesto a disposición por el Ministerio de Justicia y Seguridad para hacer denuncias en el contexto del régimen de excepción.

Carta leída por Ana Arita donde describe los hechos y sus peticiones.

La oenegé defensora de derechos humanos, Cristosal, resaltó este fenómeno como una causante de capturas arbitrarias. «En este período, se han incrementado las denuncias por detenciones arbitrarias basadas en llamadas anónimas, una práctica peligrosa que se usó en los años ochenta para consumar violaciones de derechos humanos y terrorismo de Estado», describió Cristosal en su más reciente informe sobre esta situación.

«Nosotros abogamos por ellos porque los conocemos y sabemos que las cosas que a ellos les imputan no son ciertas», declaró el coordinador de Rusamba, Gerson Carranza.

About Diego Hernández

Jefe de prensa.

Otras noticias

Estados Unidos: el régimen de excepción en El Salvador es insostenible

Esta es la primera vez que un gobierno oficialmente expresa su posicionamiento ante las medidas …

Deja una respuesta