viernes , junio 21 2024
Foto del OUDH

Mujeres las principalmente vulneradas frente a capturas de sus familiares en el régimen de excepción: OUDH

La más reciente investigación del Observatorio Universitario de Derechos Humanos de la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” (OUDH) concluyó que las mujeres son las principalmente vulneradas ante las capturas de sus familiares durante el régimen de excepción.

La investigación “Afectaciones a familiares de personas privadas de libertad en el marco del régimen de excepción” reveló que del total de los afectados (con base en los casos registrados por las organizaciones desde marzo de 2022 hasta septiembre del 2023), el 62.95 % de los familiares de personas privadas de libertad son mujeres, seguidos del 36.36 % que lo constituyen hombres y un 0.69 % del que se desconoce. El parentesco entre las personas capturadas y sus familiares, en su mayoría se tratan de madres, cónyuges o parejas, hijas y hermanas. Las mujeres, además de ser las principales vulneradas en estos contextos, también son el principal sector en interponer denuncias.

De entre las afectaciones a las que las personas se enfrentan al momento de que un ser querido es privado de libertad, se destacan las que tienen que ver con la salud mental y física. Esto aún más cuando estas presencian la detención dentro de los hogares en condiciones de violencia, miedo, confusión. Señalaron otras afectaciones que impactan la economía, las relaciones familiares, la reestructuración de roles dentro del hogar, violencia psicológica por parte de autoridades y la falta de información.

Asimismo, el observatorio identificó algunos patrones en los que las familias de los privados de libertad se ven afectadas. En este sentido, el OUDH señaló la problemática de los traslados de sus seres queridos, puesto que en muchos casos las familias sí conocen adónde los trasladan, pero en muchos casos para conocer dicha información recurren a gastos para dirigirse a diferentes lugares y consultar. Asimismo, durante el proceso de captura, tanto los elementos policiales y los militares tienen un patrón de negarse a decir por qué ejecutan la captura, según la investigación.

Otros de los patrones tienen que ver con la falta de información sobre los familiares detenidos, incluso, existiendo casos en los que se configuran posibles desapariciones forzadas u otros casos en los que saben el paradero de un ser querido hasta cuando son notificados de sus muertes.

La investigación reveló también que la población adulta mayor, los niños y adolescentes, también son afectados. Estos pueden llegar a padecer angustia, preocupación constante, tristeza, frustración, estrés, depresión, y a nivel físico, pérdida del apetito, disminución del sueño, cansancio o fatiga, entre otros. Sumado a eso, el observatorio incluso identificó casos en los que niños sufrieron estigmatización, desertaron de sus estudios, las relaciones comunitarias y las redes de apoyo social se deterioraron.

Con edición de Diego Hernández

About David Ramírez

Periodista de VOCES

Otras noticias

Lanzan sistema regional de registro de violaciones a derechos humanos de personas con VIH

Un conjunto de organizaciones que aglutinan diferentes espacios a nivel regional lanzó el Sistema Regional …

Deja una respuesta