miércoles , diciembre 7 2022

Piden declarar emergencia agropecuaria para proteger a familias campesinas

Los altos precios de los insumos están golpeando la economía nacional, pero sobre todo a los sectores más vulnerables como los campesinos con pequeñas parcelas.

Por: Carlos Portillo, director editorial


Las cooperativas campesinas que se dedican a la agricultura familiar, apoyadas por el Centro para la Defensa del Consumidor (CDC), exigieron al Ejecutivo declarar una emergencia agropecuaria que permita proteger, ante el alza de los insumos agrícolas, la vida de miles de familias que subsisten a través del cultivo de sus pequeñas parcelas. 

“Que se declare una emergencia de carácter agropecuaria, de carácter nacional, sobre todo para priorizar la producción agrícola familiar, de los pequeños y medianos productores”, dijo en conferencia de prensa el director ejecutivo del CDC, Danilo Pérez.

En el marco de esa declaratoria enfatizaron la importancia de que el gobierno subsidie a este sector productivo, esto con el objetivo de garantizar la soberanía y seguridad alimentaria nacional, pero sobre todo para paliar los impactos que está sufriendo este sector de la población.

Asimismo, pidieron crear mecanismos reales y concretos que permitan acercar la producción de la agricultura familiar directamente a los consumidores, evitando así los intermediarios.

“Los altos precios de los insumos agrícolas están impactando fuertemente la producción de la agricultura familiar. Se calcula que estos se han incrementado en casi un 80%”, indicó el CDC.

Otras situaciones que ha venido afectando a los pequeños y medianos productores tienen que ver con el cambio climático, estimándose que entre 2012 y 2018 generó un impacto de pérdidas por $260 millones por cuatro sequías consecutivas y “solo en el año 2020, por exceso de lluvias, se perdieron 22 millones”, indicó el CDC.

Señalaron que este sector tiene escasa asociatividad empresarial y una parte muy pequeña, solo el 8%, recibe asesoría técnica del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal (CENTA), el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) o el Instituto Salvadoreño de Transformación Agraria (ISTA).

Añadieron que los actuales precios de la Canasta Básica Rural han provocado que las familias que se dedican a la agricultura a pequeña escala no estén “consumiendo adecuadamente los alimentos, debido a que los ingresos no alcanzan para cubrirla”.

“Estas causas, entre otras, provocan que las familias del sector agropecuario continúen pensando en la migración. Las oportunidades de empleo y una vida decente para una gran cantidad de personas provocan que se continúe migrando a la ciudad o al extranjero. La migración lleva a la desintegración del tejido social de las comunidades, a la despoblación rural y al abandono de la agricultura campesina, lo que fomenta la concentración de la tierra en manos de pocos”, consideró la organización.

*Foto cortesía del CDC

About Carlos Portillo

Director editorial

Otras noticias

Cuestionan el debilitamiento y retroceso del Estado salvadoreño en materia de democracia

En el marco del Día Internacional contra la Corrupción, organizaciones sociales manifestaron preocupación ante el …

Deja una respuesta