jueves , septiembre 29 2022
Foto: Semanario Universidad.

Pueblos indígenas de Brasil en riesgo extremo urgen medidas de protección

Por David Ramírez, periodista de VOCES.


El mecanismo de derechos humanos interamericano busca implementar medidas provisionales de protección para los pueblos indígenas Yanomami, Ye`kwana y Munduruku, de Brasil, al considerar que se encuentran en situación de extrema gravedad y urgencia de daños irreparables a sus derechos por la presencia de personas no autorizadas que explotan ilegalmente los recursos naturales en sus territorios.

Así lo informó desde su sede en Washington, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), quien solicitó la intervención de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), con sede en San José, Costa Rica.

La comisión afirmó que recibió información -en el plazo de medidas cautelares previas aplicadas en 2020- sobre un aumento exponencial de presencia de personas sin autorización dentro de las tierras de estos pueblos indígenas. Los usurpadores se dedicaban a actividades de tala y minería.

Debido a esto, observó que los grupos étnicos se encontraban expuestos a todo tipo de violencia como asesinatos, amenazas, ataques, violaciones sexuales e, incluso, a la propagación de enfermedades como la malaria y el COVID-19.

En estas circunstancias, la Comisión considera que los derechos de los pueblos indígenas Yanomami, Ye`kwana y Munduruku “se encuentran en situación de riesgo extremo y urgente de daño irreparable”, aseguró en el comunicado difundido el 18 de mayo.

El Estado brasileño adoptó medidas de protección como la elaboración de proyectos y planes de acción, envío de insumos médicos, realización de operaciones de retiro de terceros, de la minería, entre otras. Sin embargo, la comisión manifestó que estas serían “insuficientes”.

En 2020, la comisión ya había decretado medidas cautelares, en base al artículo 25 de su reglamento, en respuesta al “grave y urgente riesgo” que enfrentaba el país durante la pandemia por COVID-19.

Después de casi dos años de vigencia de las medidas, no existe información que refleje que el Estado proteja efectivamente a los pueblos indígenas sobre las acciones aplicadas.

La CIDH, conforme al art. 63.2 de la Convención Americana y el artículo 27 de su reglamento, solicitó a la Corte IDH que decrete medidas efectivas necesarias para la protección de los derechos a la vida, integridad personal y la salud de estos grupos étnicos, desde una perspectiva etaria y de género.

Además, adoptar medidas culturales adecuadas de prevención a la diseminación de enfermedades y mitigación de contagio y contaminación.

También pide informar sobre las investigaciones dirigidas a conocer el origen de estas situaciones de riesgo extremo, con el fin de no repetir.

Como última instancia se solicitó a la Corte IDH visitar las áreas en peligro para verificar la situación de los pueblos indígenas.

Los grupos étnicos de Yanomami y Ye`kwana los integran más de 26 mil indígenas, que habitan el territorio Yanomami; mientras que en el pueblo Munduruku lo integran 14 mil indígenas en siete tierras: Munduruku, Sai Cinza, Kayabi, reservas Praia do Indio y Praia do Mangue, Sawre Muybu y Sawre Bapin.


About David Ramírez

Periodista de VOCES

Otras noticias

CorteIDH maximizará difusión de sus sentencias transmitiéndolas en vivo en sus plataformas virtuales

El tribunal interamericano vela por hacer justicia en graves violaciones a los derechos humanos ocurridos …

Deja una respuesta