domingo , junio 26 2022

José María Tojeira: “La violencia engendra violencia”

José María Tojeira analizó las acciones del gobierno salvadoreño ante el fenómeno de las pandillas y la responsabilidad del Estado ante las muertes de reos dentro de centros penales.

Por Kattia Merlos, periodista de VOCES.


Este día en el entrevista de Radio YSUCA, el padre José María Tojeira, director del Instituto de Derechos Humanos de la Universidad Centroamericana (Idhuca), destacó la responsabilidad del Estado ante las muertes de reos al interior de centros penales durante el marco del régimen de excepción que reportan diferentes organizaciones sociales y medios de comunicación. Hasta este momento aún no existe una cifra oficial.

Tojeira dijo que toda muerte que suceda al interior de instalaciones del Estado y donde el Estado tenga responsabilidad de resguardar personas, deben ser investigadas a fondo para poder determinar la responsabilidad del Estado. “Evidentemente una muerte dentro de la cárcel es algo que tienen que investigar, si no investigan están incumpliendo su función. Lo que parece es que no se está investigando, en ese sentido la Fiscalía está incumpliendo con su deber”, añadió.

El ministro de Justicia y Seguridad Pública, Gustavo Villatoro admitió la muerte de 11 personas durante diferentes operativos de captura realizados por las fuerzas de seguridad. «Entre 10 u 11 eventos de letalidades contra 26,755 detenciones, esto habla muy bien del profesionalismo de las fuerzas del orden, que han sido respetuosas de los derechos humanos, pero sobre todo profesionales», sostuvo Villatoro en declaraciones en Frente a Frente el pasado 9 de mayo.

Fuente: Frente a Frente

Ante esta afirmación, Tojeira dijo que de profesionalismo tiene muy poco. “Están deteniendo a personas de modo aleatorio muchas veces, están buscando personas, no investigan nada. Han liberado a algunos necesariamente porque se les ha armado escándalo, a otros porque se dan cuenta que han cometido un error. Ese tipo de captura y mantenimiento en prisión sin investigación previa, sin pruebas y sin indicios de culpabilidad o de haber cometido un delito, es una falta de profesionalidad absoluta”, sentenció.

Entre el 25 y el 27 de marzo de 2022 la Policía Nacional Civil (PNC) contabilizó 87 asesinatos en El Salvador. Sólo el día sábado se reportaron 62 homicidios, el día más violento de la historia reciente de El Salvador.

Respecto a los 62 asesinatos del día sábado y el fenómeno de las pandillas, el director del Idhuca expresó que “es evidente que no debe existir en un país una fuerza física, una fuerza de acción tan letal que en un día pueda matar a 60 personas. Eso no debe existir, no es obra de un loco, sino de una organización que tiene el poder, poder de quitar la vida, un poder ilegal de destruir masivamente a la población”, dijo.

Sobre las acciones del Estado para combatir este fenómeno, Tojeira mencionó que se deben tomar medidas para evitar más asesinatos. Sin embargo, cuestionó las medidas implementadas por el gobierno. “Limitar algunos derechos está permitido por la Constitución, entonces es legal, pero el modo de ejecutarlo puede ser tremendamente ilegítimo. Ilegítimo es distinto de ilegal, ilegal es si rompes una ley, ilegítimo es si es inmoral el modo de hacerlo y yo creo que además hay algunos hechos ilegales dentro del sistema de acción que han tenido”, aseguró Tojeira, refiriéndose al gobierno.

Tojeira expresó que los cuerpos de seguridad pública no han seguido los procedimientos adecuados, sino que proceden con fuerza bruta. “Esto es muy peligroso porque la aplicación de la fuerza bruta y represiva en estos casos, sobre todo cuando se daña a inocentes como se está dañando, crea un malestar a la larga y puede resultar en nuevos ciclos de violencia, esto no asegura la paz en el país”, añadió.

“La violencia engendra violencia”, concluyó Tojeira.

Según el marco conceptual para el uso de la fuerza y armas letales de la PNC, los agentes están autorizados a usar la fuerza con armas letales y no letales en sus procedimientos, siempre y cuando sea necesario. Sin embargo, el uso de la fuerza y el equipo policial está regulado y tiene límites. El uso de fuerza y armas letales y no letales solo cuando sea necesario, por ejemplo; cuando no hay colaboración por parte de los ciudadanos/as, cuando haya riesgo de agresión o cuando existe una agresión directa hacia los agentes u otras personas. 

En caso de que la policía deba hacer uso de la fuerza o las armas, debe tener en cuenta tres principios: legalidad, lo realiza en el cumplimiento del deber y empleando procedimientos y medios (armas) previamente autorizados; necesidad, cuando sea el último recurso frente a la resistencia; proporcionalidad, debe existir una relación justificada entre el grado de resistencia o de agresión.

About VOCES Diario digital

Otras noticias

Estados Unidos: el régimen de excepción en El Salvador es insostenible

Esta es la primera vez que un gobierno oficialmente expresa su posicionamiento ante las medidas …

Deja una respuesta