miércoles , mayo 25 2022

Contra viento y marea mujeres pescadoras salvadoreñas avanzan hacia su superación

Desde Bola de Monte, en Garita Palmera (Ahuachapán) hasta la isla Meanguera (La Unión), El Salvador tiene 321 km de costa y cuerpos de agua continental donde 27,600 pescadores artesanales trabajan día a día por el sustento de su familia.

Por Perla Aguilera, periodista VOCES


Rosa Sandoval es un ícono de la lucha de las mujeres pescadoras salvadoreñas, es una líder, pero sobre todo una mujer trabajadora y consciente de los problemas que más afectan a sus compañeras: el estigma machista de hacerlas ver y sentir inferiores,  lo cual redunda -en muchos casos- en violencia de género.

En una entrevista con VOCES esta líder pesquera explicó que en el país existe la Ley General de Ordenación y Promoción de Pesca y Acuicultura, sin embargo las cooperativas han exigido su modificación y actualización para ajustarla a necesidades y situaciones que enfrenta el sector, en especial las mujeres.

“Esperamos que se pueda agregar el derecho que tenemos las mujeres al trabajo pesquero, a una vida libre de violencia y discriminación dentro del trabajo pesquero, que se nos tome en cuenta de igual manera”, manifestó.

Rosa Sandoval está proxima a graduarse de la Carrera de Mercadeo Internacional.

Sandoval es la actual secretaria de la Confederación de Pescadores Artesanales de Centroamérica (CONFEPESCA), está comprometida con las mujeres de su sector y con su superación personal, tanto así que en poco tiempo se graduará de profesional en mercadeo internacional.

“Necesitamos capacitaciones de empoderamiento para las mujeres”, declaró, al referirse a una realidad que enfrenta junto a sus compañeras, pues “a veces se ridiculiza la labor de las mujeres”.

“Hay una gran desmotivación al aspirar al liderazgo”, dijo con sentimiento sobre la realidad que les impone la cultura patriarcal, tan arraigada en El Salvador.  

La pesca artesanal, aunque no goza de un reconocimiento oficial como tal, es  una industria esencial de la economía salvadoreña. Cuenta con unas 5,700 embarcaciones a lo largo de la costa, unas 110 cooperativas y 4 federaciones distribuidas en 36 zonas pesqueras.

Estadísticas del Sistema de la Integración Centroamérica (SICA) reflejan que hasta un 16% de población salvadoreña que vive en zonas empobrecidas forman parte o realizan acciones en el marco de pesca artesanal para poder dar sustento a sus familias.

El rol de la mujer dentro de la pesca artesanal toma lugar en actividades como la preparación y comercialización de los productos, la preparación de redes y embarcaciones, además de su limpieza.

Sin embargo, la labor que estas mujeres realizan se ve minimizada e invisibilizada por expresiones de machismo, confirma Sandoval.

Además, la falta de empoderamiento femenino dentro del rubro impide que mujeres puedan independizarse de sus jefes e inicien su propio negocio.

La líder pesquera dijo que los retos diarios a los que se enfrentan estas mujeres van desde el descuido de las tareas del hogar y en el cuido de sus hijos, debido al arduo trabajo que realizan.

También, en las actividades de pesca las mujeres se exponen a enfermedades de la piel y áreas íntimas, sobre todo cuando son enviadas a trabajar a los manglares para extraer curiles, actividad que implica sumergirse en el fango.

A pesar de las olas turbulentas y caudalosas, el lodo hasta la cintura y la piel dorada por el sol, las mujeres pescadoras trabajan en unidas para empoderarse y capacitarse, claves para alcanzar su realización y superar los desafíos que las aguas turbulentas del machismo les imponen.

About VOCES Diario digital

Otras noticias

Sobre viruela del mono “el mundo está preparado” a diferencia del COVID, afirma médico

El especialista brindo una serie de datos sobre la transmisión y enfatizó que este virus …

Deja una respuesta