jueves , diciembre 8 2022

Crimen de periodistas holandeses durante guerra en El Salvador fue también intento de asesinar la verdad

40 años de impunidad han pasado desde el asesinato de los 4 periodistas holandeses. El exasesor jurídico de la Comisión de la Verdad de la ONU en El Salvador destacó el rol esencial de la prensa libre e independiente en las sociedades democráticas.

La emboscada y posterior asesinato de cuatro periodistas holandeses en El Salvador, ocurrido el 17 de marzo de 1982, fue también un intento de asesinar la verdad, dijo Douglass Cassel, un experto internacional en derechos humanos que formó parte de la comisión de la ONU que investigó este crimen de lesa humanidad.

Este fue uno de los 32 casos emblemáticos que investigó a fondo la Comisión de la Verdad, junto a casos como el magnicidio de Monseñor Romero, el asesinato de los padres jesuitas, la masacre de El Mozote y los asesinatos de los alcaldes civiles por parte del FMLN, explicó Cassel.

Al ser consultado por VOCES en una conferencia virtual con motivo de la presentación de un informe sobre los 30 años de los Acuerdos de Paz de El Salvador, el experto resaltó que este caso “fue el asesinato, no solamente de 4 seres humanos, sino también un intento de asesinar a la verdad”.

“Impedir que los periodistas pueden investigar y revelar los hechos es un delito contra la verdad”, enfatizó.

El 17 de marzo de 1982 los periodistas Koos Koster, Jan Kuiper, Hans ter Laag y Joop Willemsen, de IKON Tv, fueron emboscados y asesinados por una patrulla del Batallón Atonal en Santa Rita, Chalatenango.

El informe de la Comisión de la Verdad, publicado en 1993, concluyó que este fue un crimen de lesa humanidad y que fue ordenado por el coronel Mario Adalberto Reyes Mena, excomandante de la 4ª Brigada de Infantería, con sede en El Paraíso, Chalatenango, de donde salió la patrulla militar con orden de emboscar y masacrar a los periodistas.

“En todos esos casos nuestro enfoque fue buscar los hechos, las pruebas, y las responsabilidades para los casos de violencia. En el caso de los cuatro periodistas holandeses responsabilizamos, luego de una investigación minuciosa de las pruebas y de los hechos, a elementos de la Fuerza Armada de El Salvador”, explicó el abogado estadounidense.

Añadió que este caso “es un ejemplo de la gran importancia de la libertad y la independencia de la prensa, de los medios de comunicación masiva”.

“El rol de los medios, de la prensa, en toda sociedad es esencial para que la democracia tenga posibilidad de tener éxito con un pueblo informado y conocedor de su propia realidad”, dijo Cassel.

About Carlos Portillo

Director editorial

Otras noticias

Víctimas de desalojo de la Isla Tasajera piden a Asamblea Legislativa interpelar a los titulares de PNC y FGR

Habitantes de la Isla Tasajera, La Paz, pidieron a la Asamblea Legislativa realizar una interpelación …

Deja una respuesta