sábado , mayo 18 2024
Foto: Oficinas del Instituto Salvadoreño de Formación Profesional (INSAFORP) ahora disuelta/Tomada de las redes sociales del INSAFORP

Empleados despedidos del ahora INCAF exigen el respeto a una indemnización justa

Una treintena de empleados del ahora Instituto Nacional de Capacitación y Formación (INCAF), que reemplazó al Instituto Salvadoreño de Formación Profesional (INSAFORP), fueron despedidos el pasado 30 de abril.

Esta situación, relataron a VOCES algunos de las personas despedidas, implicó que estas quedaran sin trabajo repentinamente, sin ser avisados con tiempo del cese de sus obligaciones, pero también, recalcaron, las condiciones de despido fueron injustas ante el impago de la completa indemnización.

“Resulta que el día 30 de abril llegamos en la mañana (a las instalaciones del ahora INCAF) y no se nos permitió el acceso a la institución. Llegamos temprano porque la mayoría no venimos de zonas cercanas a las instalaciones. Yo llegué a las 6 de la mañana, otros llegaron a las 5:30 de la mañana. Se nos permitió la entrada hasta las 8 de la mañana”, relató Alejandro (seudónimo que brindó la persona para guardar su anonimato y proteger su integridad personal).

“Alejandro”, con ocho años de trabajar en el INSAFORP, agregó que el mismo día, tras permitirles el acceso a las instalaciones hasta las 8 de la mañana, el personal adentro les indicó que solo tenían acceso hasta recepción. Posteriormente fueron dirigidos a una sala en donde les darían una carta y anunciaron sus despidos.

“Por este medio me permito informarle que debido al proceso de liquidación del Instituto Salvadoreño de Formación Profesional (INSAFORP), se da por finalizada su relación laboral (…) Asimismo, se le informa que será indemnizado de acuerdo con lo establecido en los Lineamientos para realizar el proceso de indemnización del personal…”, reza la carta entregada a los empleados, firmada y sellada por la Gerente de Talento Humano, Karlina Calderón.

Asimismo, indicó Alejandro, fueron notificados que las indemnizaciones para todos los trabajadores serían desde el inicio de sus laborales hasta el 31 de diciembre de 2023. “Así, quedando en el aire los meses de enero, febrero, marzo y abril que lo habíamos trabajado y teníamos derecho a una indemnización”, manifestó.

“Obviamente los compañeros se molestaron porque uno se ha dado duro trabajando para la institución, ha hecho cosas, muchas veces quedándonos, incluso, hasta las 11 de la noche para lograr sacar algunas cosas que en su momento se pidieron”, agregó. La copia del finiquito tampoco se les fue entregado, aseguró.

De entre las 30 personas, según Alejandro, todos tenían como mínimo tres años de laborar para INSAFORP, ahora INCAF, y como mínimo, muchos tenían más de 20 años. Algunas de estas personas han presentado, a la fecha, una denuncia ante el Ministerio de Trabajo, en donde calcularon el valor de la indemnización adeudada por parte de las autoridades del INCAF. Posteriormente, también presentaron una denuncia ante la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH).

Según Alejandro y otros trabajadores, ahora están a la espera de una reunión conciliatoria convocada por el Ministerio de Trabajo en la que estarán presentes los denunciantes y las autoridades del INCAF.

“Lo único que nosotros estamos exigiendo es el tiempo que nos deben”, manifestó el extrabajador.

Con edición de Diego Hernández

About David Ramírez

Periodista de VOCES

Otras noticias

Piden que diputados aprueben exoneración de impuestos en fondos de ayuda humanitaria que extrabajadores de maquilas cerradas recibirán

Un conglomerado de organizaciones de derechos humanos y derechos laborales solicitaron a la Asamblea Legislativa …

Deja una respuesta