miércoles , diciembre 7 2022
Foto: UNES

Modelo extractivista de bienes naturales amenaza medioambiente salvadoreño


La Unidad Ecológica Salvadoreña (UNES), junto a comunidades de Sonsonate, señalaron que las cuencas de Sensunpán y Banderas se encuentran en grave situación ambiental debido a la extracción y explotación de sus bienes por parte de los intereses privados.

En el “diagnóstico comunitario de conflictividad socioambiental de las cuencas Sensunapán y Banderas”, la oenegé destacó que los principales causantes del deterioro de las cuencas son el uso de agrotóxicos por parte de la industria cañera, el acaparamiento de tierra por parte de la industria agropecuaria y la deforestación provocada por la industria maderera.

Asimismo, alegaron que otros de las principales responsables del deterioro son las siete hidroeléctricas instaladas en el río Sensunapán y una octava que amenaza con más daños ambientales, sociales y al patrimonio indígena.

“Esta forma extractiva de concebir la economía en el país tiene impactos profundos en la población, pero también en los ecosistemas”, aseveró Amalia López, ambientalista y parte del equipo territorial de UNES.

El río Sensunpán ha sido amenazado desde 2004 con una octava represa pese a que este ha sido catalogado con estrés hídrico a causa de la actividad agropecuaria e hidroeléctrica. De acuerdo con UNES, cuatro kilómetros del río se secarían con la instalación de la represa.

Para la comunidad indígena de la zona esto significa un daño a su patrimonio identitario, pues consideran al río como parte de la población, a tal grado de llamarle “abuelo”.

Por ello, en su diagnóstico recomendaron al Estado salvadoreño emitir un reglamento que opertavice los procedimientos y los enunciados de la Ley de Recursos Hídricos, principalmente lo vinculado a los derechos de las personas y actualizar la Ley de Control de Plaguicidas, Fertilizantes y Productos de Uso Agrícola (LCP) para prohibir sustancias dañinas para la salud y medio ambiente e incidir en la prevención de la mala calidad de aire por agro tóxicos y quema de zafra.

También recomendaron emitir políticas de protección para lugares sagrados y sitios ceremoniales como los que resguarda el río Sensunapán, entre otras medidas para contrarrestar todos los impactos que la población sonsonateca y los bienes naturales sufren actualmente.

About David Ramírez

Periodista de VOCES

Otras noticias

Cuestionan el debilitamiento y retroceso del Estado salvadoreño en materia de democracia

En el marco del Día Internacional contra la Corrupción, organizaciones sociales manifestaron preocupación ante el …

Deja una respuesta