sábado , junio 15 2024
Foto: Guadalupe Hernández durante una pega masiva de afiches con la fotografía de su hija, Marcela Rosas, desaparecida en 2021/Por David Ramírez

“No voy a descansar hasta escuchar su voz de nuevo”: Guadalupe Hernández, madre de Marcela Rosas, desaparecida en 2021


Guadalupe Hernández, junto a familiares que integran el Bloque de Búsqueda de Personas Desaparecidas, se concentraron a los alrededores del mercado San Miguelito, en San Salvador, para desarrollar una pega masiva de afiches con la fotografía de su hija Marcela Rodas Hernández, quien desapareció el 19 de abril de 2021.


“Lo que le puedo decir a ella, si es que me mira, es que no voy a descansar hasta escuchar su voz de nuevo y volverla a encontrar”, dijo Hernández, quien recuerda a su hija como una persona amable, linda, responsable y comunicativa. “Todo lo que ella hacía me lo decía”, contó.


De acuerdo con Guadalupe y los abogados de la Asociación Salvadoreña de Derechos Humanos (ASDEHU) que acompañan el caso, Marcela fue vista por última vez en los alrededores del mercado San Miguelito, lugar en donde vendía flores para sostener económicamente a sus hijos.


“Ella trabajaba con mi mamá. Eso nos llevó a ser bastantes amigas. Recuerdo que ella me enseñó muchas cosas. Marcela era de esas personas que eran simpáticas. Todo el tiempo andaba contenta y jamás la miraba triste, ni enojada”, sostiene Leslie, una amiga de Marcela con quién trabajaba en la floristería local.


Leslie y Marcela tenían aproximadamente dos años de conocerse, y la última vez que hablaron fue el día en que ambas cerraron el establecimiento de flores. Marcela no llegó a trabajar los siguientes días, periodo en el cual fue declarada persona en situación de desaparición.


“Quiero solicitar a la ciudadanía su apoyo solidario y empatía para compartir los datos de mi hija. A las autoridades del Estado, especialmente a la Fiscalía y a la Policía, les pido que me ayuden a encontrarla, utilizando los recursos necesarios, cumpliendo con su obligación legal”, pidió Guadalupe Hernández.


“A mi hija, Marcela, le reitero mi compromiso de seguir luchando por encontrarla. La recuerdo todos los días, pues su ausencia es irreparable”, añadió.


Actualmente, la información estadística sobre homicidios y personas desaparecidas en el país se encuentra bajo reserva por la Policía Nacional Civil (PNC) y la Fiscalía General de la República (FGR) también ha reservado la información sobre fosas y cementerios clandestinos.

Con edición de Morena Villalobos

About David Ramírez

Periodista de VOCES

Otras noticias

Mujeres las principalmente vulneradas frente a capturas de sus familiares en el régimen de excepción: OUDH

La más reciente investigación del Observatorio Universitario de Derechos Humanos de la Universidad Centroamericana “José …

Deja una respuesta