viernes , junio 21 2024

Solo 1 de cada 100 madres a temprana edad acceden a la universidad, destaca UNFPA como uno de varios impactos que enfrenta las mujeres

“Las mujeres que fueron madres durante la adolescencia tienen un menor nivel educativo, menor probabilidad de participar en actividades remuneradas y menores ingresos durante su vida adulta en comparación con aquellas que fueron madres durante la edad adulta”, sostuvo el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA) en su reciente estudio “Costo Económico y Social del Embarazo Adolescente en El Salvador 2024”.

El estudio reveló que solo el 1.60 % de las mujeres que experimentaron la maternidad durante la adolescencia alcanzaron los estudios superiores universitarios, un 1 % a un nivel superior no universitario, el 24.40 % alcanzaron el bachillerato y un 73.10 % solo hasta noveno grado.

Lo anterior, en comparación, las mujeres que experimentaron la maternidad en edad adulta alcanzaron niveles educativos más altos en “una proporción significativa”, subrayó el estudio. Más de la mitad de estas mujeres alcanzaron el noveno grado, el 39.40 % llegaron al bachillerato, el 1.10 % a un nivel superior no universitario y el 8.20 % a un nivel universitario.

Esta situación, según el estudio, determinó que El Salvador presenta desafíos estructurales y coyunturales, en cuanto a la participación laboral, la educación y el acceso a servicios de salud para las mujeres.

Explícitamente, en el ámbito económico, con relación al embarazo adolescente y la maternidad temprana, UNFPA estimó este impacto “en al menos USD 730 anuales por cada mujer que experimenta estas situaciones durante la adolescencia. Además, el costo de oportunidad total asociado con estas circunstancias equivale aproximadamente al valor de una semana laboral completa (USD 95 millones) del total de remesas familiares recibidas durante el 2022 en El Salvador, que ascendieron a USD 6,981.7 millones en el período de enero a noviembre”.

Frente a estas situaciones, entre otras, UNFPA señaló que para el Estado salvadoreño es prioritario profundizar y fortalecer con un abordaje integral, una serie de instrumentos de políticas públicas orientadas hacia la salud sexual y reproductiva a través de la inversión e implementación de estrategias, y con enfoque en la promoción de salud y derechos humanos. Con esto, aseguró la organización, se contribuiría a reducir “el impacto económico negativo” de las diversas situaciones que enfrentan las mujeres que experimentan la maternidad durante la adolescencia.

About David Ramírez

Periodista de VOCES

Otras noticias

Lanzan sistema regional de registro de violaciones a derechos humanos de personas con VIH

Un conjunto de organizaciones que aglutinan diferentes espacios a nivel regional lanzó el Sistema Regional …

Deja una respuesta