domingo , junio 26 2022

Forenses recuperan restos de cinco víctimas de la masacre de El Mozote

En las más recientes exhumaciones se han encontrado los restos de una mujer, dos niños de 3 y 5 años, así como dos bebés de 11 y 6 meses de edad, asesinados por militares en diciembre de 1981.


Las pericias forenses realizadas en el cantón La Joya, jurisdicción del municipio de Meanguera, dieron como resultado la recuperación de los restos que se presume son de una mujer y sus hijos de 6 meses, 3 y 5 años, así como posiblemente el de Emelinda, una bebé de 11 meses cuya desaparición es parte de una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) contra el Estado de El Salvador.

Así lo informó este día la organización Cristosal  al afirmar, en palabras de Irene Gómez, abogada de la acusación particular por parte de las víctimas, que los restos tienen características que corresponden a las cinco víctimas que se buscaban en la zona, junto a ropa y objetos personales.

“Con los hallazgos habrá que hacer el peritaje, se obtendrán muestras de sangre a los familiares y se cotejará con los restos encontrados”, explicó la abogada.

En el terreno donde se hicieron las excavaciones fue la vivienda de María Francisca Reyes, quien fue asesinada junto a sus 3 hijos –de 6 meses, 3 y 5 años-, y la bebé Emelinda Lorena, de 11 meses, quien era cuidada por Francisca “mientras sus padres se resguardaban de los ataques de la Fuerza Armada en la zona”, dijo Cristosal.

Los hallazgos son importantes porque la recuperación de los restos también es una medida de reparación para las víctimas, y además son avances en los procesos de dos sentencias de la CorteIDH: la masacre de El Mozote y lugares aledaños, y el caso Rochac y otros, este último sobre desaparición forzada de niñas y niños durante la guerra.

La masacre de El Mozote fue perpetrada por el Batallón Atlacatl de la Fuerza Armada de El Salvador en diciembre de 1981 y en la misma fueron asesinados más de un millar de personas adultas, niñas y niños.

Las diligencias, realizadas por un equipo de forenses de Argentina y El Salvador, fueron decretadas por la jueza de instrucción de San Francisco Gotera, Mirtala Portillo, a solicitud de la Comisión Nacional de Búsqueda de Niñas y Niños Desaparecidos durante el Conflicto Armado y se realizaron también en la localidad de Cerro Pando, donde no se encontró mayor evidencia forense.

About Carlos Portillo

Director editorial

Otras noticias

Estados Unidos: el régimen de excepción en El Salvador es insostenible

Esta es la primera vez que un gobierno oficialmente expresa su posicionamiento ante las medidas …

Deja una respuesta