sábado , junio 25 2022

Informe de la Comisión de la Verdad cumple 29 años y gobiernos no entendieron su espíritu

Conformada por un equipo independiente la Comisión de la Verdad de la ONU resumió en su informe 32 casos ejemplarizantes de graves violaciones a los derechos humanos cometidos en la guerra salvadoreña.

El informe de la Comisión de la Verdad de las Naciones Unidas cumple hoy 29 años desde su presentación y en este tiempo las distintas administraciones que han pasado por el poder en El Salvador, tanto en el Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial, no entendieron lo que “significa la reparación, ni la verdad, ni la justicia, ni las garantías de no repetición”.

Esta es la evaluación del defensor de los derechos humanos salvadoreño Eduardo García, actual director de Pro-Búsqueda, una oenegé que ha investigado los casos de niñas y niños que fueron desaparecidos o separados involuntariamente de sus familiares en el contexto de la guerra en El Salvador.

Eduardo García, director ejecutivo de Pro-Búsqueda.

Consideró que ante el poco avance en términos de justicia en los casos que investigó la comisión este informe “todavía está vigente” y urgió por la necesidad de que se discuta y apruebe una Ley de Justicia Transicional, que promueva “la verdad, la justicia y la reparación de las víctimas”.

A juicio del director de Pro-Búsqueda en 29 años desde que se conoció el informe no se han realizado investigaciones con contundencia y mucho menos se ha sancionado a nadie relacionado a los casos de graves violaciones de derechos humanos, crímenes atroces que ocurrieron en le guerra.

La Comisión de la Verdad en El Salvador estuvo integrada por el expresidente colombiano Belisario Bentacourt, quien la presidió; además el venezolano Reinaldo Figueredo y el estadounidense Thomas Buergenthal, designados por el secretario general de la ONU. La dirección ejecutiva estuvo a cargo de la reconocida activista de derechos humanos Patricia Tappatá de Valdez.

El informe, presentado el 15 de marzo de 1993, fue denominado «De la Locura a la Esperanza: la guerra de los Doce Años en El Salvador» un resumen ejecutivo de la investigación en la que la Comisión recogió el testimonio directo de 2,000 personas con relación a 7,000 víctimas, e información de fuentes secundarias relacionadas con más de 8,000 víctimas; otras 23,000 denuncias fueron presentadas a través de otras instituciones o remitidas por carta.

De todo este cúmulo de denuncias se elaboró una lista de 13,569 casos de los que la Comisión seleccionó 32 considerados ejemplarizantes de los patrones de violencia de las partes contendientes: la Fuerza Armada, los Escuadrones de la Muerte y la guerrilla del FMLN.

Entre estos casos están el asesinato del arzobispo de San Salvador, Óscar Arnulfo Romero, ahora santo de la iglesia católica; la masacre de más de mil personas en El Mozote y zonas aledañas; el asesinato de los sacerdotes jesuitas y dos colaboradoras en la UCA, y ejecuciones extrajudiciales de alcaldes y miembros del gobierno atribuidos al FMLN.

El informe también incluyó en sus páginas la emboscada y masacre de los periodistas holandeses Koos Koster, Jan Kuiper, Hans ter Laag y Joop Willemsen, atribuida a una patrulla del Batallón Atonal y que este 17 de marzo cumple 40 años en la impunidad.

About Carlos Portillo

Director editorial

Otras noticias

Estados Unidos: el régimen de excepción en El Salvador es insostenible

Esta es la primera vez que un gobierno oficialmente expresa su posicionamiento ante las medidas …

Deja una respuesta