Un investigación de científicos escoceses muestra que la exposición a los rayos UVA puede reducir el riesgo de muerte por la COVID-19.

Las personas que viven en áreas con el nivel más alto de exposición a los rayos UVA, que constituye el 95 % de la luz ultravioleta del sol, tienen un menor riesgo de morir por el coronavirus, causante de la COVID-19, en comparación con aquellas que viven en lugares con niveles bajos de exposición a estos rayos, según una investigación realizada por los expertos de la Universidad de Edimburgo (Escocia), publicada el jueves en British Journal of Dermatology.

En su estudio, los científicos compararon todas las muertes registradas por el coronavirus en EE.UU. de enero a abril de 2020 con los niveles de radiación ultravioleta de 2474 condados del país norteamericano durante el mismo período de tiempo. El análisis se repitió en el Reino Unido e Italia con la misma conclusión.

Además, tomaron en cuenta factores que están asociados con una mayor exposición al virus y el riesgo de muerte, como la edad, el origen étnico, el estado socioeconómico, la densidad de población, la contaminación del aire, la temperatura y los niveles de infección en las áreas locales.

Deja una respuesta