sábado , agosto 13 2022

Monseñor Escobar Alas pide un El Salvador más justo para los pobres

Habló sobre pensiones, medioambiente, el sistema tributario, entre otros.

El arzobispo de San Salvador, Monseñor José Luis Escobar Alas, pidió en su homilía de la Santa Misa al Divino Salvador del Mundo que se resuelvan distintas temáticas que históricamente han afectado negativamente a los pobres y que se impida el desarrollo de acciones que les perjudicarían si se llevan a cabo.

Monseñor Escobar Alas pidió por una ley de pensiones que defienda los derechos de las personas y que les beneficie a ellos principalmente. “Que garantice que el dinero de los trabajadores sea para ellos y no para favorecer a terceros, ya sea las administradoras y el gobierno mismo”, dijo.

También, mencionó el sistema tributario salvadoreño, ya que, actualmente, los impuestos se pagan en igual cantidad sin importar el poder adquisitivo de las personas. “Un sistema tributario justo en el que los impuestos los paguen en medida mayor los que más tienen en beneficio de los que no tienen; al contrario de cómo se ha hecho hasta hoy”, reflexionó el arzobispo.

Entre sus peticiones, se refirió a proyectos urbanísticos y mineros que, de llevarse a cabo, afectarían en gran medida a los salvadoreños. Monseñor Escobar Alas dijo que se debe impedir la contaminación de la mina del Cerro Blanco en Guatemala, ya que tendría consecuencias nocivas para El Salvador, pues el proyecto minero contaminaría el río Lempa. “Sería un verdadero atentado contra la salud y la vida de un pueblo”, afirmó.

Sobre un proyecto urbanístico llevado a cabo en El Salvador, Monseñor Escobar Alas manifestó que se debe salvar el reservorio hídrico del Valle El Ángel.

En mayo, la Sala de lo Constitucional desestimó una demanda que colectivos ambientalistas interpusieron contra el convenio de Dueñas Hermanos y la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA), ya que, de acuerdo con ellos, el agua que se encuentra en el Valle El Ángel está en propiedad privada, por lo que no es de uso público, a pesar de que la Constitución reconoce que el subsuelo es propiedad del Estado.

“Los pobres del país han sido y todavía son las verdaderas víctimas de tanta injusticia, violencia, extorsión, inmigración forzada, entre otras”, dijo Monseñor Escobar Alas. A su vez, afirmó que las personas inocentes no deben ser incriminadas.

“El Salvador tiene derecho a vivir en paz”, aseveró.

*Foto de archivo del Arzobispado de San Salvador

About Diego Hernández

Jefe de prensa.

Otras noticias

UCA advierte sobre daño a personas inocentes en régimen de excepción

Un estudio académico, el más completo divulgado hasta ahora, proporciona información de distintas fuentes de …

Deja una respuesta