martes , mayo 21 2024
Foto: Verónica Delgado es madre buscadora salvadoreña e integra al Bloque de Búsqueda de Personas Desaparecidas/Por Alejandra Valdiviezo

“Vale la pena hablar de las injusticias”: Verónica Delgado, madre buscadora en El Salvador

“Vale la pena hablar de las injusticias. Lo que está pasando es injusto y doloroso”, manifestó Verónica Delgado, madre buscadora, integrante del Bloque de Búsqueda de Personas Desaparecidas en El Salvador, y quien fue capturada “arbitrariamente”, según múltiples organizaciones de derechos humanos.

La mañana del 11 mayo de 2024, miembros de la Policía Nacional Civil (PNC) llegaron e ingresaron a la casa de Verónica. Únicamente estaba ella y su nieta. Le pidieron su Documento Único de Identidad (DUI), su teléfono, le decomisaron su dinero ahorrado, alegando que Delgado pertenecía a grupos criminales y que ese dinero como algunos de sus bienes muebles eran producto de extorsión.

Delgado relató a VOCES el miedo que sintió en ese momento por ella, por su hija y por todos los datos privados que los policías parecían conocer al respecto de su vida. Delgado comentó a estos que era madre de una joven desaparecida: Paola Arana, vista por última vez en mayo de 2022. “A ella ya ni la busque, ella ya no está (…) Ella ya está muerta”, fue la respuesta a Delgado, a pesar de que a casi dos años ninguna institución estatal ha dado con el paradero de Paola Arana.

La madre también detalló cómo le imposibilitaron contactar con la abogada de la Asociación Salvadoreña para los Derechos Humanos (ASDEHU), Idalia Zepeda, quien apoya al Bloque de Búsqueda de Personas Desaparecidas. Únicamente le permitieron llamar a su madre para que recoja a su nieta, a quien según dijeron frente a Delgado los miembros de la PNC, sería enviada al Instituto Salvadoreño para el Desarrollo Integral de la Niñez y Adolescencia (ISNA). Su nieta permaneció con la bisabuela.

“La niña lloró bastante cuando yo se la di a mi mami, porque yo se la di y ella me abrazaba y me decía: ¡No mamá, no mamá!, y hasta me jaló la mano. Pero yo la abracé a ella y le dije: Valentina, ya primero Dios, pronto vamos a estar juntas de nuevo”, esas fueron las últimas palabras de Delgado previo a ser llevada a prisión.

Durante los más de 20 días que Delgado estuvo privada de libertad, mencionó, en su mente estuvo permanentemente el rostro de su nieta, su hija Diana, pero también su hija desaparecida Paola Arana. También conoció a otras mujeres privadas de libertad “injustamente”.

El 22 de marzo de 2024, con la representación de ASDEHU, Delgado obtuvo medidas a la detención, pero no fue hasta el 3 de abril que su carta de libertad fue acatada por la Dirección General de Centros Penales (DGCP). “Cuando me dijeron que ya había salido, me sentí desorientada y, a la misma vez, feliz, pues ya iba a ver a la niña, ya iba a ver a Diana, iba a ver a mi mami, a mi hermano (…) Me sentí feliz”, dijo la madre.

Como producto de su detención, Delgado aseguró que ha sido afectada económica y psicológicamente, al igual que sus familiares. Señaló que al ver a personas uniformadas siente un poco de temor, pero también enojo.

Pese a ello, Delgado, ahora en libertad bajo medidas sustitutivas a la detención, afirmó una vez más que en El Salvador no se respetan los derechos humanos, que no cesará sus denuncias y que su búsqueda por Paola Arana tampoco la detendrá hasta encontrarle.

“Hay muchas personas que no creen, que dicen que todo está bien, pero es que ellos no entienden, porque no todos (los detenidos) son delincuentes. Yo lo sé porque lo vi”, agregó la defensora de derechos humanos.

Con reporteo de Morena Villalobos, Alejandra Valdiviezo y con edición de Diego Hernández

About David Ramírez

Periodista de VOCES

Otras noticias

Realizan primera brigada de búsqueda ciudadana junto a cuerpos de rescate para encontrar a Carlos Abarca, desaparecido en enero de 2022

La primera brigada de búsqueda ciudadana para encontrar a Carlos Santos Abarca, joven salvadoreño desaparecido …

Deja una respuesta