miércoles , septiembre 28 2022

CIDH reprende hostigamiento de gobierno nicaragüense contra la Iglesia católica

La CIDH y la RELE sostienen que Nicaragua ha vulnerado el artículo 12.3 de la Convención Americana, el cual establece «la libertad [del ciudadano] de profesar y divulgar su religión y sus creencias».

Por Rebeca Abrego, periodista de VOCES


La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Comisión de Justicia y Paz de la Arquidiócesis nicaragüense de Managua denunciaron que el gobierno de Daniel Ortega no está respetando el ejercicio ciudadano de las libertades, ante la situación de persecución, hostigamiento, declaraciones estigmatizantes, acoso y asedio por parte del Estado y la Policía Nacional contra la Iglesia católica.

La problemática escaló el pasado 20 de mayo cuando, presuntamente, el Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (TELCOR) ordenó a las operadoras de cable que eliminaran el canal católico de la programación televisiva de Nicaragua, por lo que este fue interrumpido durante la transmisión de actividades religiosas.

A través de un comunicado, el 27 de mayo, la CIDH y su Relatoría Especial para la Libertad de Expresión (RELE) condenaron la orden de eliminación del canal como un acto de represión y aseguraron que el Estado nicaragüense debe garantizar la pluralidad de voces y contenidos en los medios de comunicación. Las instituciones también mencionaron que este año algunos integrantes y autoridades de la Iglesia católica han sido víctimas de asedio policial, lo cual ha influido en este contexto de privación a la opinión pública.

Un día antes de la cancelación del canal católico, el obispo de la Diócesis de Metagalpa, monseñor Rolando Álvarez, denunció en sus redes sociales el asedio que había sufrido por parte de agentes de la Policía Nacional, al igual que el párroco de San Juan Bautista de Masaya, Harving Padilla.

Estas acciones se suman a la cancelación arbitraria, por parte de la Asamblea Nacional, de la personería jurídica de organizaciones vinculadas con la Iglesia católica, a la salida del Nuncio Apostólico por orden del Estado y a las amenazas de expulsión a sacerdotes extranjeros, lo cual ha sucedido desde 2018.

La CIDH y la RELE expresaron que todas las acciones de persecución y hostigamiento de parte del Estado nicaragüense transgreden el artículo 12.3 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, que establece que «la libertad de manifestar la propia religión y las propias creencias está sujeta únicamente a las limitaciones prescritas por la ley y que sean necesarias para proteger la seguridad, el orden, la salud o la moral públicas o los derechos o libertades de los demás».

Según la CIDH, la vulneración a la libertad de profesar y manifestar la propia religión, por medio del asedio a la Iglesia católica, obstruye la diversidad de voces y criterios y limita la circulación de información, ideas y opiniones. Por tanto, la RELE y la CIDH hicieron un llamado al Estado nicaragüense para cesar los ataques contra la Iglesia católica y asegurar la pluralidad de voces y el respeto del derecho a la libertad de expresión. También llamaron a las empresas operadoras de televisión a tomar las medidas correspondientes para garantizar este derecho.

About VOCES Diario digital

Otras noticias

Pueblos indígenas recuerdan luto y dolor del Día de la Independencia

Con reporteo de Marcelo Galicia, de Radio Comunitaria Indígena Online La Voz de Mi Gente. …

Deja una respuesta