domingo , septiembre 25 2022

El Salvador necesita respeto a DD. HH., no estigmatización de la prensa: Fundación Comunicándonos

En la pasada guerra civil más de una treintena de periodistas, salvadoreños y extranjeros, fueron asesinados ejerciendo la profesión, entre ellos cuatro periodistas holandeses, cuyo crimen se considera de lesa humanidad.

La Fundación de la Comunicación para el Desarrollo (Fundación Comunicándonos) expresó su preocupación por la descalificación y ataques al ejercicio periodístico que ejercen el gobierno salvadoreño, funcionarios públicos y sus seguidores políticos contra periodistas y medios independientes.

La organización remarcó que la prensa es en esencia “un fiscalizador del poder en aras de la correcta y transparente inversión de los recursos del Estado y el desarrollo óptimo de las políticas públicas”.

“Acciones como las recientes reformas sobre la publicación de mensajes atribuidos a grupos criminales afectan a medios de comunicación y periodistas, que en lugar de abordar un fenómeno que por décadas ha sido el principal problema del país, optan por la autocensura debido al miedo que provoca la posibilidad de ser procesados penalmente”, dijo en un comunicado con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa.

Añadió que, así como lo han reiterado organizaciones de derechos humanos nacionales e internacionales, “nadie está en contra de las acciones para dar seguridad a las familias salvadoreñas, pero se evidencia que en la aplicación del régimen de excepción se han dado malos tratos, detenciones arbitrarias y hasta la muerte de personas inocentes”.

“El pueblo de El Salvador necesita democracia y respeto a los derechos humanos, no un ambiente político que estigmatice a la prensa”, sostuvo Fundación Comunicándonos.

En este marco también exigió verdad y justicia para Koos Koster, Jan Kuiper, Hans ter Laag y Joop Willemsen, periodistas holandeses de IKON Tv, emboscados y asesinados en Chalatenango el 17 de marzo de 1982 por una patrulla del Batallón Atonal.

“A 40 años de este crimen de lesa humanidad el Estado de El Salvador acumula una deuda de impunidad con sus familias y el pueblo del Reino de los Países Bajos, que esperan la verdad y la condena de los responsables. Este hecho es una herida abierta y también una profunda trasgresión al derecho de la prensa de trabajar en la búsqueda de la verdad”, expresó la organización.

About Carlos Portillo

Director editorial

Otras noticias

Recibo este premio en nombre de las víctimas de El Mozote: David Morales

El abogado salvadoreño fue reconocido por su coraje y entrega en la defensa de los …

Deja una respuesta