sábado , diciembre 10 2022

Falta de voluntad política mantienen crímenes de la guerra en la impunidad: Cristosal

El 13 de julio se cumplen seis años desde la sentencia de la Sala de lo Constitucional que declaró nula la polémica ley de amnistía de 1993. Lo que se consideró una oportiunidad para darle verdad, justicia y reparación a las víctimas de los crímenes de guerra puso en evidencia la falta de voluntad política de los últimos dos gobiernos para sanar las heridas del conflicto.

Por David Ramírez, periodista de VOCES


No se registran en El Salvador “procesos judiciales que hayan tenido una culminación exitosa ni políticas integrales de reparación a las víctimas” es el balance del abogado salvadoreño especialista en derechos humanos, Antonio Aguilar Martínez.


El profesional, miembro de la organización Cristosal, calificó de “deplorable” el estado actual del país en materia de justicia, verdad, reparación y medidas de no repetición sobre los graves hechos ocurridos en la guerra (1980-1992) contra población civil, la mayoría perpetrados por militares.


“No hay una voluntad política por avanzar y darle justica a las víctimas”, dijo a VOCES Aguilar Martínez, en el marco del cumplimiento de seis años desde la sentencia de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia que anuló la Ley de Amnistía General.

Foto: Abogado salvadoreño y especialista en derechos humanos, Antonio Aguilar Martínez, Cortesía.


Esta polémica ley “cubrió con un manto de impunidad” a los perpetradores de los crímenes de la guerra, afirmó.


Fue aprobada el 20 de marzo de 1993, cinco días después de que se hiciera público el informe «De la Locura a la Esperanza: La guerra de 12 años en El Salvador», elaborado por la Comisión de la Verdad de las Naciones Unidas, el cual develó casos y patrones de las graves violaciones a los derechos humanos, incluidos crímenes de lesa humanidad.


Aguilar Martínez explicó que al ser declarada inconstitucional hace seis años hubo “una gran esperanza para las víctimas”.


Fue, además, una “reivindicación a las mismas organizaciones y a las mismas víctimas en cuanto al trabajo que durante tantos años venían realizando” en favor de conocer la verdad y hacer justicia por tantos casos registrados en el marco de la guerra.


Empero, ni el gobierno de Salvador Sánchez Cerén, ni el actual de Nayib Bukele, han dado los “pasos orientados a aplicar todo ese tipo de cambio o todos esos avances que tenían que impulsar”, expresó.


Señaló que casos como las masacres de El Mozote y El Calabozo, así como la emboscada y asesinato de los cuatro periodistas holandeses de Ikon Tv, han enfrentado a diversas dificultades por parte del Estado salvadoreño.


Esto, aseguró, “a través de la falta de leyes que se tienen que aplicar” o a través de la “cooptación del mismo órgano judicial, de un trabajo muy lento por parte de la fiscalía”.


“El estado actual de acceso a la justicia y a las reparaciones por parte de las víctimas de graves violaciones a derechos humanos ocurridas durante el conflicto armado se encuentran en una situación muy lamentable, se encuentran en el olvido y prácticamente eso ha implicado que no hemos transitado hacia esa fase de una verdadera reconciliación nacional”, consideró el defensor de derechos humanos.


A su juicio, a 30 años desde que en virtud de los Acuerdos de Paz callaron las armas, no se ha podido dar una “verdadera situación de cierres de ciclo de duelo de las victimas, sino por el contrario la situación se torna prácticamente contraria y alejada del clamor de las víctimas en El Salvador”.

About David Ramírez

Periodista de VOCES

Otras noticias

Cristosal y Human Rights Watch evidencian violaciones generalizadas a DD. HH durante el régimen de excepción

En el marco de la octava prórroga del régimen de excepción en El Salvador, las …

Deja una respuesta