Foto tomada de la OPS/OMS

Cuestionan el proceso de investigación de los abusos sexuales por parte de enviados de la OMS en África.

Más de 50 países firmaron una carta expresando su preocupación por los supuestos abusos sexuales cometidos por personal de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la República Democrática del Congo (DPR) durante 2019. Exigen que se investigue los reportes de que los altos mandos sabían de los abusos, pero no lo denunciaron.

“Manifestamos nuestra preocupación tras informaciones de los medios que sugieren que la dirección de la OMS estaba al corriente de casos de explotación sexual, abuso y acoso sexual y omitió señalarlos como lo exige el protocolo de la ONU y de la OMS”, menciona el documento firmado por distintos países como Estados Unidos, Canadá, Guatemala, México, Chile, Brasil y los que conforman la Unión Europea.

De acuerdo con una investigación a AP News, a mujeres de pocos recursos monetarios se les ofreció trabajo en la estadía de la organización en la DPR debido a su lucha contra el virus del Ébola. Sin embargo, el trabajo se ofrecía a cambio de favores sexuales. Según la AP, estos abusos fueron reportados a las gerencias de la OMS, pero ellos mencionaron que no se debería avanzar con el tema.

Una de las víctimas acusó a un doctor de haberla embarazado, y como recompensa se firmó un contrato, con conocimiento de la OMS, donde el doctor garantizaba indemnizar a la víctima, pagar sus gastos médicos y comprarle tierra.

En septiembre de 2020, la OMS emitió un comunicado diciendo que investigaría las denuncias de abuso sexual en la DPR. “Toda persona que se determine que ha estado implicada en tales actos deberá rendir cuentas y enfrentarse a graves consecuencias, incluido el despido inmediato”, mencionaba el texto. Sin embargo, hasta el momento no se ha conocido sobre algún despido relacionado al caso.

Deja una respuesta